La Consejería de Educación, Cultura y Deporte subvenciona actividades de orientación y formación dirigidas a profesores, alumnos y familiares

El consejero de Educación, Cultura y Deporte, Miguel Ángel Serna, y la presidenta de la Fundación Síndrome de Down, María Victoria Troncoso

El consejero de Educación, Cultura y Deporte, Miguel Ángel Serna, y la presidenta de la Fundación Síndrome de Down, María Victoria Troncoso, han firmado hoy un convenio de colaboración “para promover el fomento del desarrollo personal, escolar y social del alumnado que presenta Síndrome de Down y la atención a sus necesidades educativas, entre ellas las de adquisición de la lectura y la escritura”. En la firma han estado también presentes en representación de la Fundación la vicepresidenta, Elisa Irureta, y María Josefa Muruzábal.

El convenio contempla una subvención de de la Consejería de Educación, Cultura y Deporte de 30.000 euros, con el fin de que la Fundación Síndrome de Down promueva acciones como la orientación a padres y profesores, el desarrollo de cursos, la entrega de materiales bibliográficos especializados, así como la colaboración con el profesorado para la puesta en marcha de un singular método de lectura y escritura. La presidenta de la Fundación ha explicado al consejero este método, destinado al desarrollo de habilidades de lectoescritura desde edades tempranas.

La Consejería colabora mediante este convenio con la Fundación Síndrome de Down en la formación específica de niños y jóvenes con esta patología, conocida como trisomía 21 En este sentido, María Victoria Troncoso ha agradecido a Miguel Ángel Serna su apoyo y el de la Consejería que representa. Uno de los aspectos en los que se plasma esta colaboración es en el patrocinio por la Consejería de un curso básico anual sobre síndrome de Down dirigido al profesorado.

La Fundación Síndrome de Down de Cantabria realiza una loable labor de asesoramiento a profesores y familiares que lo deseen; además, forman al profesorado que atiende a este colectivo y canalizan la participación de las familias en la labor educativa. Además, realizan actividades de estimulación temprana, apoyo y refuerzo en todas las etapas escolares, así como en el ámbito de la integración laboral de estos jóvenes.

La mayoría de los alumnos con síndrome de Down están integrados en los colegios e institutos de Cantabria. Gracias a este acuerdo se promueven acciones de orientación a padres y profesores, se organizan cursos y se facilitan materiales bibliográficos al profesorado y de trabajo en distintas áreas y materias al alumnado.