El consejero de Educación, Cultura y Deporte afirma que “el Cuerpo de Inspectores es la columna vertebral de la Consejería”

El consejero de Educación, Cultura y Deporte, MIguel Angel Serna y su quipo directivo:  Francisco Acero, Enrique Haya y María Luisa Sáez de Ibarra, durante la toma de posesión de seis nuevos Inspectores de Educación: Mauricio Ruiz Gómez, Azucena Gozalo Ausín, Luis Rioseras Alonso, Isabel Arias Sayago, Luisa Carpio Rodríguez y José Luis Blanco López

El consejero de Educación, Cultura y Deporte ha presidido el acto de toma de posesión de seis nuevos funcionarios de carrera del Cuerpo de Inspectores de Educación. Miguel Ángel Serna, en presencia de su equipo directivo, ha felicitado a los seis inspectores que han superado el procedimiento selectivo: Mauricio Ruiz Gómez, Azucena Gozalo Ausín, Luis Rioseras Alonso, Isabel Arias Sayago, Luisa Carpio Rodríguez y José Luis Blanco López. Todos ellos, hasta ahora inspectores accidentales, han jurado o prometido sus funciones con lealtad a la Constitución y al Estatuto de Autonomía de Cantabria.
Todos ellos, hasta ahora inspectores accidentales, han jurado o prometido sus funciones con lealtad a la Constitución y al Estatuto de Autonomía de Cantabria.

El consejero de Educación ha dicho que “el Cuerpo de Inspectores es la columna vertebral, la médula ósea de la Consejería”. Miguel Ángel Serna ha elogiado sus méritos y la labor que desarrollan. En el acto han estado presentes numerosos compañeros de  trabajo de la Consejería.

Funciones

La Consejería de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Cantabria cuenta con 25 inspectores educativos, que tienen entre sus atribuciones las de supervisar, asesorar y evaluar la organización y funcionamiento de los centros, la mejora del rendimiento escolar del alumnado y el impulso a los planes, programas, recursos y servicios de apoyo a la educación.

Entre las actuaciones que llevan a cabo están las de visitar los centros docentes, supervisando las actividades y evaluando la calidad del sistema educativo; además de orientar a los distintos sectores de la comunidad educativa. Distribuidos entre equipos de área, desarrollan tareas como la atención a la diversidad del alumnado, el refuerzo a la autonomía de los centros, el seguimiento y apoyo a la Formación Profesional o la revisión normativa. Otras tareas específicas les implican en los procesos de escolarización, la previsión de necesidades del profesorado, la coordinación de los procesos de acceso a los cuerpos docentes o de elección de consejos escolares.