El consejero de Educación ha valorado la implicación de los profesores, alentándoles a “mantener la ilusión”

El consejero de Educación, Cultura y Deporte, Miguel Ángel Serna durante su visita a la pastalería en las instalaciones del instituto

El consejero de Educación, Cultura y Deporte, Miguel Ángel Serna, y el alcalde de Santa María de Cayón, Gastón Gómez, han visitado esta mañana las instalaciones que el instituto ‘Lope de Vega’ destina a la Formación Profesional, concretamente a los nuevos ciclos de grado medio y superior de Industrias Alimentarias, familia profesional que cuenta con mayor grado de inserción laboral dentro de la FP de Cantabria (63%). Precisamente el director de Recursos Humanos de la multinacional Nestlé, Alejandro Llano, ha ratificado con su presencia las buenas prácticas profesionales que los alumnos de este instituto realizan en la empresa de La Penilla.

En su visita institucional, Miguel Ángel Serna ha calificado al instituto ‘Lope de Vega’ como uno de los mejores centros de Formación Profesional de Cantabria”, y ha dado la enhorabuena al profesorado, con quien ha departido en la sala de profesores. Durante su intervención en el acto de bienvenida, el consejero les ha pedido que “mantengan la ilusión, no dejen de lado la formación y den un poquito más de importancia a la formación de emprendedores”.

Serna ha manifestado su deseo de realizar en esta legislatura un congreso interdisciplinar, donde los profesores de FP y los alumnos presenten los resultados de sus trabajos, especialmente en el ámbito de la innovación. El consejero ha añadido que la Dirección General de Formación Profesional será “la única que tendrá un incremento presupuestario el año que viene”.

Por su parte, el alcalde ha resaltado la pujanza del instituto, con 600 alumnos; subrayando además la calidad del profesorado y el apoyo de los padres. “Tenemos una buena cantera”, ha resumido, para concluir que Cayón es “un buen sitio para vivir”.

“La industria alimentaria resiste bien la crisis”

El titular de Educación ha estado acompañado por su equipo directivo y por el director del centro, Jesús García, quien ha agradecido a la Consejería su “apoyo a una formación de primera calidad”, así como la financiación de 71.000 euros en equipamientos para este año. Tras manifestar que la industria alimentaria es uno de los sectores que mejor está resistiendo la crisis, se ha referido a los 14.000 empleos vinculados a esta industria en Cantabria.

El director  del instituto ha apostado por la modernización y competitividad en la Formación Profesional. Paloma García, jefa del departamento de Industrias Alimentarias, ha especificado que el instituto de Cayón mantiene convenios de colaboración con 15 empresas para las prácticas del alumnado. Este curso son 27 los alumnos que estudian el ciclo de grado medio, denominado ‘técnico en elaboración de productos alimenticios’, y 30 los alumnos del ciclo de grado superior de ‘técnico superior en procesos y calidad en Industria Alimentaria’.

Aurora Trueba, ex alumna del instituto ‘Lope de Vega’, premio extraordinario de Formación Profesional y trabajadora de la Nestlé en la actualidad, ha explicado su trayectoria como estudiante y profesional. A su testimonio se han unido el de otras antiguas alumnas, como Gloria Vela y Silvia Saiz.

Visita a las instalaciones

En el acto de bienvenida y en el recorrido por las aulas, talleres, laboratorios y departamentos del centro han estado también presentes otros directores de colegios de la zona, así como la concejala de Educación, Pilar del Río; la responsable de Formación en Centros de Trabajo, Ana Torre; la jefe del departamento de Industrias Alimentarias, Paloma García, y el jefe de Recursos Humanos de la empresa Nestlé de La Penilla, Alejandro Llano. Este último ha cifrado en 40 el número de alumnos de FP que realizan prácticas en Nestlé, 14 de los cuales son del instituto ‘Lope de Vega’.

En su recorrido por las instalaciones, el consejero de Educación, Cultura y Deporte y demás acompañantes han visitado la planta piloto de elaboración de productos alimentarios, las aulas destinadas a futura sala de cata, y el obrador de panadería, pastelería y confitería, donde un grupo de alumnos han mostrado a Miguel Ángel Serna algunas de las especialidades.