Se trata de un programa fruto de la colaboración entre el Ministerio de Educación y las comunidades autónomas

La consejera de Educación durante la firma de 18 contratos-programa con otros tantos colegios e institutos de Cantabria

La Consejería de Educación ha firmado 18 contratos-programa con otros tantos colegios e institutos de Cantabria, que se comprometen a mejorar el éxito escolar de sus alumnos mediante proyectos colaborativos aprobados por el claustro de profesores y los Consejos Escolares de los centros. La consejera de Educación, Rosa Eva Díaz Tezanos, y los directores de los centros educativos han rubricado esta mañana estos proyectos de mejora de dos años de vigencia. La consejera de Educación ha estado acompañada por el director general de Coordinación y Política Educativa, Ramón Ruiz.

“Los Contratos-Programa, ha explicado la consejera, son fruto de un convenio entre el Ministerio de Educación y la Consejería de Educación del Gobierno de Cantabria. Tienen la finalidad de incrementar el éxito académico y personal del alumnado, potenciar la autonomía de los centros y prevenir el abandono escolar temprano”, ha añadido. Los contratos-programa se contemplaban ya en la orden de funcionamiento de los colegios de Educación Infantil y Primaria, ha recordado Díaz Tezanos.

605.000 euros

Entre las actuaciones que desarrollarán los centros educativos destacan la detección temprana de dificultades, la propuesta de medidas preventivas del fracaso y absentismo escolar; la potenciación de las competencias básicas (lingüística, matemática e idioma extranjero), así como la mejora de la transición de Primaria a Secundaria y la aportación de recursos para la formación del profesorado La Consejería de Educación aporta a este programa 605.000 euros.

Los 18 centros

Entre los centros que esta mañana han firmado los contratos-programa hay cinco institutos: ‘Vega de Toranzo’, de Alceda; ‘Jesús de Monasterio’, de Potes; ‘Zapatón’, de Torrelavega; ‘Santa Cruz’, de Castañeda, ‘Leonardo Torres Quevedo’, de Santander. También han sellado acuerdos nueve colegios públicos: ‘Miguel Hernández’, de Castro Urdiales; ‘Virgen de Valencia’, de Renedo de Piélagos; ‘Mateo Escagedo’, de Camargo; ‘Agustín Riancho’, de Alceda; ‘Menéndez Pidal’, de Torrelavega; ‘Concepción Arenal’, de Potes; ‘Ramón y Cajal’, de El Astillero; ‘Quirós’, de Cóbreces, y ‘Gerardo Diego’, de Los Corrales de Buelna. Finalmente, otros cuatro colegios concertados han firmado compromiso de colaboración con la Administración educativa; son los siguientes: ‘Sagrado Corazón’, de Cabezón de la Sal, y ‘Verdemar’, ‘Castroverde’ y ‘Ángeles Custodios’, de Santander.

“Los contratos-programa, ha señalado la consejera de Educación, tienen dos vías de actuación: potenciar proyectos de éxito realizados en los centros en los últimos años y compensar las dificultades que pueden tener los centros como consecuencia de su contexto socio-educativo”.

Compromisos de la Administración educativa y los centros

Díaz Tezanos ha declarado también que los contratos-programa potencian la autonomía de los centros, puesto que “son los profesionales docentes que trabajan en ellos quienes mejor conocen su realidad educativa”. Conllevan compromisos entre la Administración y los centros educativos; la primera, dota de recursos humanos y materiales, y favorece los cambios organizativos de los centros para el desarrollo de los proyectos. Los centros, por su parte, “implican a su profesorado en aspectos organizativos y formativos, lo que requiere el liderazgo de los equipos directivos”.

Los contratos especifican los objetivos y las actuaciones previstas en el plan de mejora, los compromisos, los recursos acordados y el seguimiento y evaluación de los resultados.