En estas actividades sobre competencia oral y escrita participan más de 400 alumnos

Díaz Tezanos asiste en la XXX Feria del Libro a las actividades escolares organizadas por la Consejería de Educación

La consejera de Educación, Rosa Eva Díaz Tezanos, ha compartido con los escolares una jornada dedicada a la expresión oral y escrita en la XXX Feria del Libro de Santander. Más de 400 alumnos de Primaria visitan estos días la carpa de la Consejería de Educación y los stands de la Feria para desarrollar un programa de actividades relacionadas con la competencia lingüística fuera del entorno escolar.

“El objetivo, ha señalado la consejera, es mejorar su disposición hacia los libros de una forma lúdica”. Díaz Tezanos ha estado acompañada por el director general de Coordinación y Política Educativa, Ramón Ruiz, y por el presidente de la Asociación de Libreros de Cantabria, Luis Lisaso. En su recorrido por los diferentes stands, la consejera ha coincidido con alumnos de los colegios ‘Simón Cabarga’, ‘Gerardo Diego’ y ‘Lupasco’, que realizaban sus actividades en el recinto ferial.

Restaurante literario

La Consejería de Educación ha organizado, de martes a viernes, visitas a la XXX Feria del Libro. Los escolares de los colegios ‘Magallanes’, ‘Purísima Concepción’, ‘Simón Cabarga’, ‘Gerardo Diego’ y ‘Ramón Pelayo’, reunidos en la carpa grande, crean poemas y los ponen música ayudados por los componentes de la asociación ‘Absenta’. Por su parte, la Consejería ha ambientado su stand como si fuera un restaurante donde se crean y degustan platos de letras, palabras, textos…, tanto a la carta como en el menú del día.

En este restaurante virtual y literario, los niños y niñas forman grupos y cada uno decide lo que quiere comer y lo que decide crear y compartir con los demás. Pueden hacerlo sobre letras, refranes, imágenes o adivinanzas. Los nombres de los ‘platos’ son suficientemente expresivos: ‘Sopa de letras’, ‘ensalada de refranes’, ‘potajes de dichos y hechos’, ‘guiso de palabras’, ‘cocido de cuentos’, ‘revueltos de adivinanzas’ o ‘macedonia de frutas’.