Gracias a la subvención de la Consejería de Educación realizan sus prácticas en colegios e institutos de la región

La consejera de Educación, Rosa Eva Díaz Tezanos durante su reunión con los dos profesores guineanos que, becados por la Consejería de Educación, reciben formación en Cantabria en el campo de la atención al alumnado con necesidades educativas especiales

La consejera de Educación, Rosa Eva Díaz Tezanos, se ha reunido con los dos profesores guineanos que, becados por la Consejería de Educación, reciben formación en Cantabria en el campo de la atención al alumnado con necesidades educativas especiales, aspecto éste que apenas está desarrollado en Guinea Ecuatorial. A la recepción han asistido también el director general de Coordinación y Política Educativa, Ramón Ruiz, y otros responsables de Orientación y Atención a la Diversidad de la Consejería.

Estas becas forman parte de un proyecto de cooperación con Guinea Ecuatorial, que incluye formación al profesorado guineano en su país durante el verano  y dos becas de formación en Cantabria para los docentes durante el curso escolar. La formación se viene aplicando desde el curso 2005-2006 en las áreas de Lengua, Matemáticas y Educación Sexual. Este proyecto ha corrido a cargo de profesoras de Cantabria, que durante el verano se desplazaban a Guinea para impartir el curso a docentes guineanos en el Centro Cultural Español en Bata.

Desde el curso 2007-2008 la formación estival incluyó un curso sobre la atención al alumnado con discapacidad. Se da la circunstancia, ha explicado la consejera de Educación, que “en Guinea hay un importante número de niños que no reciben atención educativa debido a que presentan alguna discapacidad leve o moderada. Por ello es una necesidad importante sensibilizar a este respecto y formar a los docentes en técnicas básicas”.

Los dos becarios guineanos

Díaz Tezanos ha recibido en su despacho a los dos becarios: Justa Maquína, maestra del colegio ‘Madre Catalina’ de Bata, y Miguel Aseko, profesor del colegio ‘Carmen Sallés’ y del instituto ‘Carlos Luanga’ de la misma ciudad. Ambos docentes reciben formación práctica en centros docentes de Cantabria.

La formación comenzó en febrero  y durará hasta junio. Justa Maquína ha tenido la oportunidad trabajar en el colegio ‘Cantabria’ de Puente San Miguel y en el instituto ‘Peñacastillo’ de Santander. En estos centros se ha familiarizado con el sistema educativo español y ha trabajado con alumnos con necesidades educativas especiales, entre ellos un niño autista. Miguel Aseko, por su parte, ha acudido al colegio ‘Amós de Escalante’ de Torrelavega y al instituto ‘Augusto González Linares’ de Santander; el primero es un centro de integración de alumnos con problemas motóricos, mientras que el segundo atiende a alumnos con deficiencias sensoriales.

“Los centros de Cantabria nos han acogidos como en casa”

Los dos coinciden en señalar “el fantástico acogimiento que han recibido en los centros educativos de Cantabria. Nos hemos sentido como en casa”, han manifestado. El 29 de junio volverán a su país de origen. La consejera ha destacado la importante labor que les espera a su regreso, insistiendo en que “lo importante es empezar en el camino de la integración escolar, que es largo; visitar a las familias y contar con el apoyo de vuestros compañeros docentes”.

También han asistido a dos cursos del Centro de Profesorado: ‘Atención al alumnado con problemas de conducta en Primaria’ y ‘La enseñanza desde una perspectiva de género’. El próximo mes participarán en un tercer curso sobre ‘El uso de las TIC con alumnado con necesidades educativas especiales’.

Además los dos docentes africanos han visitado entidades como la Once, la Fundación Síndrome de Down y otras entidades con las que colabora la Consejería de Educación, como Ampros, Aspace y Fescan, además del centro de Educación Especial ‘Fernando Arce’. A partir de mayo acudirán a los centros específicos y centros de recursos de Educación Especial ‘Parayas’, de Maliaño; ‘Pintor Martín Sáez’, de Laredo y ‘Ramón Laza’, de Cabezón de la Sal.

Díaz Tezanos les ha mostrado su satisfacción porque se lleven una experiencia positiva de la estancia en Cantabria, experiencia que también nos ha enriquecido a nosotros”. Se da la circunstancia de que estas becas están en sintonía con las directrices sobre cooperación internacional a nivel estatal y con el Plan Director para la Cooperación al Desarrollo 2009-2013 del Gobierno de Cantabria, además de estar avaladas por los ministerios de Educación y de Exteriores.