La consejera de Educación analiza con los Centros de Profesorado las líneas del Plan Regional de Formación Permanente del Profesorado para este curso

La consejera de Educación analiza con los Centros de Profesorado 
las líneas del Plan Regional de Formación Permanente del Profesorado 
para este curso

La consejera de Educación, Rosa Eva Díaz Tezanos, ha analizado esta mañana con los responsables de los Centros de Profesorado de Cantabria las líneas maestras del Plan Regional de Formación Permanente del Profesorado, que supone medio millar de actividades y más de 12.000 horas de formación para el profesorado de los colegios e institutos de Cantabria. El acto ha tenido lugar en el CEP de Santander y ha contado con la presencia de los responsables de los Centros de Profesorado de Santander, Torrelavega y Laredo, así como del director general de Coordinación y Política Educativa, Ramón Ruiz.


“Queremos garantizar a todos los docentes de Cantabria una formación permanente rica y que dé respuesta a las demandas de formación formuladas por los centros y por el profesorado, que consolide y refuerce los avances de los últimos años”, ha señalado Díaz Tezanos. Este año culmina el Plan cuatrienal de formación permanente para el profesorado de Cantabria.


La mayoría de las actividades previstas para este curso son proyectos de formación en centros, seminarios y grupos de trabajo. Sin embargo, el número de cursos y jornadas se ha reducido y constituye el 25% del total. Esto es así porque, como ha explicado la consejera de Educación, “nuestro modelo de formación ha ido avanzando en los últimos años, pasando de la formación más académica e individualizada a una formación más colectiva vinculada a los propios centros”.


Ocho líneas de formación


El Plan de Formación Permanente del Profesorado para este curso, elaborado por los Centros de Profesorado y las Unidades Técnicas de la Consejería de Educación, tiene ocho líneas formativas. Las de mayor peso son aquellas actividades de formación vinculadas a las llamadas “competencias básicas”, que deben impregnar las programaciones y las prácticas didácticas en los centros.


Una competencia que se considera fundamental es la comunicación lingüística, articulada a partir del Plan Lector y la potenciación de lenguas extranjeras, “que debe implicar al profesorado de todas las áreas y materias”.


Otra línea formativa que articula el Plan de Formación busca impulsar e implicar al profesorado en el uso de las Tecnologías de la Información (TIC). En este curso, el proyecto ‘Escuela 2.0’ supone el uso de las TIC como herramienta en el trabajo curricular y en la elaboración de materiales didácticos aplicables en el aula. Precisamente se constata que una buena parte de las demandas formativas de los colegios e institutos tienen que ver con formación en Pantallas Digitales Interactivas y blogs.


Reforzar la participación y abrir el centro a su entorno es otra línea de formación que tiene que ver con el liderazgo de los equipos directivos para promover cambios en los centros e integrar a las familias en la organización. Hay que añadir la integración de valores que favorezcan un clima escolar positivo, que revierta en la mejora del rendimiento del alumnado, o la oferta formativa de calidad dirigida al profesorado encargado de la atención educativa temprana, fundamentalmente a aquel que desarrolla su función en las aulas para niños y niñas de dos años.


Finalmente, otras líneas formativas con peso específico dentro del Plan de Formación Permanente del Profesorado de Cantabria para este curso son las referidas a la mejora de la actualización científica y cualificación profesional del profesorado de FP y a la atención a la diversidad. Este último capítulo “es uno de los principios básicos de nuestro sistema educativo, ha recordado la consejera de Educación, razón por la cual se han programado cursos, seminarios y jornadas, para formar a determinados colectivos de profesores y potenciar una educación personalizada que contribuya al desarrollo integral del alumnado”.


Múltiples actividades


De las ocho líneas de formación que contiene el Plan de Formación 2010-2011, 130 actividades corresponden a prácticas relacionadas con las competencias básicas, 124 a formación en Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC), y 60 al Plan Lector y actividades dirigidas a mejorar la competencia lingüística del alumnado. En menor cuantía, figuran las actividades de potenciación de las lenguas extranjeras (41), la Formación Profesional y Educación Permanente de Adultos (41), las iniciativas de formación vinculadas al Plan de Convivencia en los centros (31), la atención a la diversidad del alumnado (25), la organización escolar para la apertura del centro al entorno (15) y la formación para la atención temprana (13).


Díaz Tezanos ha destacado “el papel, siempre activo, de los Centros de Profesorado dependientes de la Consejería, con su labor de apoyo y asesoramiento a los procesos formativos surgidos en los centros”. La consejera de Educación ha recordado que los Centros de Profesorado cumplen 25 años y tenemos que celebrarlo, porque, con sus luces y sus sombras, como toda obra humana, han desempeñado un papel fundamental en la formación permanente de los docentes de Cantabria”.