La Consejería de Educación subvenciona con 20.000 euros actividades de orientación y formación, materiales bibliográficos y un método de lectura y escritura temprana para estos alumnos

La Consejera de Educación y la Presidenta de la Fundación Síndrome de Down,  María Victoria Troncoso tras la firma del convenio de colaboración suscrito entre ambas instituciones

La mayoría de los alumnos con Síndrome de Down están plenamente integrados en los colegios e institutos de Cantabria. Aún así, estos alumnos poseen unas características específicas que precisan una atención más especializada. De ahí la firma del convenio de colaboración que, en nombre de la Consejería de Educación y de la Fundación Síndrome de Down, han suscrito Rosa Eva Díaz Tezanos y María Victoria Troncoso, respectivamente.

El convenio contempla una subvención de 20.000 euros por parte de la Consejería de Educación, con el fin de que la Fundación Síndrome de Down promueva acciones como la orientación a padres y profesores, el desarrollo de cursos, la entrega de materiales bibliográficos especializados, así como la colaboración con el profesorado para la puesta en marcha de un singular método de lectura y escritura, con explicación práctica on-line. La presidenta de la Fundación ha mostrado a la consejera este método, destinado al desarrollo de habilidades de lectoescritura desde edades tempranas.

Método de lectoescritura

La Consejería de Educación lleva años colaborando con la Fundación Síndrome de Down en la formación específica de niños y jóvenes con esta patología, conocida como trisomía 21. María Victoria Troncoso ha agradecido a la consejera de Educación su apoyo y gran labor realizada en favor de la atención a la diversidad del alumnado. Cada año la Consejería patrocina un curso básico sobre síndrome de Down dirigido al profesorado, en el que se dan a conocer buenas prácticas en este campo.

La Fundación Síndrome de Down de Cantabria realiza una meritoria labor formando al profesorado que atiende a este colectivo y canalizando la participación de las familias en la labor educativa. Además, realizan actividades de estimulación temprana, apoyo y refuerzo en todas las etapas escolares, así como en el ámbito de la integración laboral de estos jóvenes.