La consejera de Educación ha visitado la exposición en la que han trabajado juntos el profesorado, alumnado y las familias

Colegio Elena Quiroga

El Centro de Educación Infantil y Primaria (CEIP) Elena Quiroga de Peñacastillo tiene sólo 11 años de existencia, pero este último trimestre del curso ha hecho un viaje al pasado más remoto: exactamente a la Prehistoria. La consejera de Educación, Rosa Eva Díaz Tezanos, ha visitado esta mañana la exposición y ha agradecido “el esfuerzo colectivo” de sus 424 alumnos y 31 profesores, que han colaborado con las familias para hacer realidad esta muestra.

El resultado está a la vista: carteles y murales que reproducen pasajes de la evolución de las especies; alusivos unos a los animales prehistóricos y otros a la supervivencia del hombre primitivo. Las paredes de los pasillos se han convertido, gracias a este esfuerzo colectivo, en itinerarios prehistóricos que confluyen en una gran sala donde se muestran una réplica del bisonte de Altamira, cedida por el Museo del mismo nombre, junto a libros, cerámicas, útiles y objetos diversos que despiertan el interés por la vida de nuestros antepasados.

Réplica de una cueva prehistórica

Una de las joyas de esta exposición es la cueva prehistórica, que reproduce casi a tamaño natural en uno de los pasillos el ambiente donde surgió el arte rupestre; especialmente ilustrativo para que los alumnos aprendan cómo vivían y cómo pintaban en la antigüedad.

La consejera, acompañada del director general de Coordinación y Política Educativa, Ramón Ruiz, ha recorrido la exposición guiados por la directora del CEIP ‘Elena Quiroga’, Rosa Corella, quien ha destacado “el estímulo que para la lectura ha supuesto el montaje de esta exposición sobre la Prehistoria, una actividad enmarcada dentro del Plan Lector”. De hecho, como se explica en uno de los paneles, “la Prehistoria termina con la aparición de la escritura”; para visualizarlo mejor, se han realizado representaciones de los primeros signos escritos. En este y en otros aspectos de la exposición, la aportación del seminario de Plástica ha sido fundamental.

Cada trimestre, un centro de interés

Durante este último trimestre del curso se han sucedido las charlas sobre las cuevas prehistóricas, a cargo del coordinador de las cuevas de Cantabria, Marcos García; sobre el arte en la Prehistoria, impartida por Roberto Ontañón, doctor de la Universidad de Cantabria, y una tercera sobre espeleología, promovida por representantes de la Federación Cántabra de Espeleología. Como contrapunto, un taller sobre ‘Los cazadores y la obtención del fuego’, permitió adiestrarse en el dominio de las tecnologías prehistóricas a niños y mayores, gracias a la colaboración de José Aurelio García Munúa, responsable del Museo Altamira de Santillana del Mar. Por su parte, los alumnos han visitado la Neocueva de Altamira y las cuevas de Puente Viesgo.

Cada trimestre del curso escolar el centro elige desarrollar un trabajo colectivo sobre algún centro de interés. Antes de la Prehistoria fue la educación en valores y Europa, y antes, Asia, los deportes,  o la astronomía. Se busca la continuidad, de forma que unas exposiciones se entrelacen con otras y ayuden a recordar el camino del aprendizaje.

El CEIP ‘Elena Quiroga’ es un centro dinámico que crece cada curso en número de alumnos. Es también un centro para niños y niñas con problemas motóricos, puesto que no existen barreras arquitectónicas. A lo largo del curso son muchas las instituciones, asociaciones y profesionales que realizan actividades sobre aspectos tan variados como la biodiversidad, la prevención de la violencia de género, la alimentación sana, o aquellas enmarcadas dentro de la capitalidad europea de la cultura.

Ver ficha del CEIP Elena Quiroga de Peñacastillo en el directorio de centros educativos de Cantabria