A partir del próximo curso, las ayudas para la compra de libros y materiales curriculares se concederán según unos umbrales máximos de renta y patrimonio de la unidad familiar; es decir, del conjunto de miembros que viven bajo un mismo techo

Las ayudas, que se incrementan de 104 a 120 euros en Primaria y de 150 a 170 en Secundaria, seguirán beneficiando a la mayoría de las familias con hijos en edad escolar, ya que, en el caso de familias de tres miembros formadas, por ejemplo, por la madre, el padre, y un hijo o hija, el nivel de renta global no podrá superar los 32.697 euros. Si son familias de cuatro miembros computables, como puede ser el caso de un matrimonio y dos hijos menores, o una familia monoparental con tres hijos, el límite de renta total sube hasta los 38.831 euros, o lo que es lo mismo 3.236 euros al mes.

El umbral máximo de renta familiar máximo asciende a 43.853 euros, si los miembros computables de la familia son cinco, y así sucesivamente. A partir del octavo miembro, se añadirán 3.672 euros por cada nuevo miembro computable de la familia.

Hay que decir que se consideran miembros computables de la familia, a efectos de calcular la renta máxima, los padres, el alumno o alumna para el que se solicita la ayuda, los hermanos solteros menores de 25 años y que convivan en el domicilio familiar, o los de mayor edad si son discapacitados físicos, psíquicos o sensoriales. También se consideran miembros de la familia, para el cálculo, los ascendientes de los padres que residan en el mismo domicilio.