En la clausura de las III Jornadas de FP, la consejera de Educación anuncia la creación de una Comisión Interdepartamental para el reconocimiento de las competencias profesionales de los trabajadores

La consejera de Educación junto con la directora general de FP, Mª Jesús Reimat y la dircetora del Servicio Cántabro de Empleo, Carmen Díez Marzal durante la clausura de las III Jornadas de FP

“La presencia de muchos adultos en Formación Profesional, en las pruebas de acceso a ciclos y a la Universidad para mayores de 25 años, así como el constante incremento de trabajadores que quieren cursar ciclos formativos, son fenómenos nuevos que reflejan una demanda social que va más allá de la escolaridad tradicional”. Así lo ha manifestado la consejera de Educación, Rosa Eva Díaz Tezanos, en el acto de clausura de las III Jornadas de Formación Profesional (FP), que se han desarrollado en el instituto ‘Villajunco’, bajo el lema de ‘La evaluación y acreditación de las competencias profesionales’.

Comisión Interdepartamental

Díaz Tezanos ha anunciado que las consejerías de Educación y de Empleo y Bienestar Social crearán una Comisión Interdepartamental para el reconocimiento de las competencias profesionales adquiridas por experiencia laboral contrastada, o a través de vías no formales. Dicha comisión contará con la participación de los interlocutores sociales más representativos.
Durante la jornada , las distintas intervenciones han destacado el valor estratégico que tiene la FP para el desarrollo económico del país y profesional de los trabajadores, puesto que, como ha dicho la consejera, “ha de servir para hacer frente a la crisis y mejorar la calidad del empleo”. Para la consejera de Educación, es urgente afrontar el reto de cualificar al importante número de trabajadores con larga experiencia profesional, pero con escasa o nula titulación, “con el fin de que obtengan un título de Formación Profesional o un certificado de profesionalidad”.

Ante el profesorado de FP y orientadores, Díaz Tezanos ha destacado la importancia de la orientación profesional en los centros educativos, y del aprendizaje a lo largo de la vida. En este sentido, el nuevo Real Decreto 1224, objeto de análisis en estas  Jornadas, permite a Cantabria poner en marcha este año el proceso de evaluación, reconocimiento y acreditación de las competencias profesionales. Un proceso que para muchos trabajadores es motivador, porque les va a permitir completar la formación y actualizarse, en sintonía con las directrices del Anteproyecto de Ley de Economía Sostenible, el Pacto Social y Político por la Educación, y la Unión Europea.