La Consejería de Educacion ha invertido 1,1 millones de euros en un nuevo edificio para Infantil de dos líneas y en la reordenación de todo su espacio exterior

Díaz Tezanos inaugura las obras de ampliación del colegio público ‘Mateo Escagedo Salmón’ de Camargo

Aunque ya funciona a pleno rendimiento desde primeros de año, hoy, la consejera de Educación, Rosa Eva Díaz Tezanos, ha inaugurado oficialmente el nuevo edificio para Educación Infantil del colegio público ‘Mateo Escagedo Salmón’ de Cacicedo de Camargo. Una obra que forma parte de la ampliación, reordenación y redistribución de espacios acometida en el colegio y “que da respuesta a las necesidades de toda la comunidad educativa y al compromiso de la Consejería de Educación de ampliar, dignificar y construir nuevos centros en toda la región, apostando claramente por la educación pública de Cantabria”.  

Tanto en el recorrido previo como en el descubrimiento de una placa conmemorativa, han estado presentes el director general de Coordinación y Política Educativa, Ramón Ruiz; la directora del centro, Ana Prieto; el alcalde de Camargo, Ángel Duque, así como parte de la corporación municipal y varios representantes de la comunidad educativa del centro.

Edificio íntegramente para Infantil

La Consejería de Educación ha invertido 1.104.720 euros en la construcción del un nuevo edificio para Infantil de dos líneas. Se trata de una construcción independiente del edificio principal del colegio, diseñada en dos plantas de más de 400 metros cada una (479 la planta baja y 412 la primera), en el que se han ubicado 7 aulas de 50 metros cuadrados; un aula para psicomotriciad, mucho más amplia, de 60 metros cuadrados, y otros dos espacios de 30 metros.

Además de las dependencias para despachos, aseos y limpieza, así como un ascensor y dos entradas independientes, la edificación cuenta con un patio cubierto de 90 metros cuadrados. Y, aprovechando las obras de ampliación, se ha reformado por completo la urbanización exterior del colegio y los accesos, ampliando la pista polideportiva de Primaria, creando un espacio nuevo para Infantil entre los dos edificios y habilitando otra zona de juegos con solado de caucho para los más pequeños. Al poner en marcha el nuevo edificio, se han liberado espacios en el principal, lo que ha permitido ampliar el comedor y crear un espacio de juegos y ocio anexo.

Centro sostenible e integrado en el entorno

Hay que tener en cuenta que, en la reordenación del recinto externo, se han respetado los dos robles centenarios que existían, integrándolos en el patio para los pequeños.

Además, es un centro sostenible, con todas las aulas orientadas al sur, que dispone de placas solares generadoras de energía térmica, y diseñado con un sistema de climatización que recupera el calor, según establece el reglamento de instalaciones térmicas vigente (RITE).

Un edificio que, en palabras de Díaz Tezanos, “está diseñado y pensado para los niños más pequeños, y que hace visible, una vez más, la importante apuesta que esta administración ha hecho por la educación en Camargo en los últimos casi 7 años”. Ha citado la consejera las actuaciones en los institutos ‘Muriedas’, ‘Valle de Camargo’, la implantación de la escolarización temprana en el municipio, y las obras que se realizan actualmente en el colegio ‘Agapito Cagigas’ de Revilla.

El resultado de un cúmulo de esfuerzos

En su alocución, también ha destacado la relevancia de las infraestructuras, “pero lo realmente importante es la implicación y el compromiso del profesorado, que consigue que el alumnado de Cantabria esté cada vez mejor formado, no sólo a nivel académico, sino integral, como personas”. Una implicación que comparten con las familias “que son un factor determinante para el éxito de sus hijos e hijas, y que en este centro han demostrado recientemente con su participación activa en la implantación y puesta en marcha del proyecto ‘Escuela 2.0’”.

Por su parte, la directora, “profundamente orgullosa”, ha mostrado su satisfacción con el resultado de las obras y el nuevo edificio “que es el resultado de un cúmulo de esfuerzos entre la administración, el profesorado y las familias, a los que hay que reconocer y agradecer el trabajo realizado”. Una obra -- ha dicho-- acometida en un tiempo record y con unos acabados “agradables y muy cálidos” para los 136 escolares que pasan cada día por estas instalaciones.

Una opinión, con la que ha coincidido plenamente el alcalde de Camargo, señalando, además, que “éste es el mejor momento que hemos vivido en el ámbito educativo en el municipio. Nunca antes habíamos estado mejor, gracias, sobre todo, a la gran sensibilidad que la Consejería de Educación muestra con Camargo”.