La prueba se repetirá este año en el mes de junio y se evaluarán, además de las competencias matemáticas y lingüísticas, las competencias en idioma extranjero y en el conocimiento e interacción con el mundo físico

La consejera de Educación junto con el director general de Coordinación y Política Educativa, Ramón Ruiz, y Alonso Gutiérrez Morillo, Jefe de la Unidad Técnica de Evaluación y Acreditación,  y José Luis del Río, coordinador de evaluación analizando con los directores los resultados de la evaluación de diagnóstico realizada en 4º de Primaria

Las alumnas que cursan 4º de Primaria obtienen mejores resultados en competencia lingüística que los alumnos, y éstos, a su vez, superan a las chicas en competencia matemática. Además, el nivel de estudios de las madres tiene una gran influencia en los resultados del alumnado y los recursos educativos de las familias se reflejan también de manera significativa en esos resultados. Esto último indica que no se pueden analizar los resultados académicos del alumnado sin tener en cuenta factores de contexto sociocultural o familiar, que resultan determinantes.

Éstas son algunas de las conclusiones del informe de la evaluación de diagnóstico que la Consejería de Educación realizó el curso pasado en todos los centros educativos de la región que imparten Primaria, y que hoy la titular del departamento, Rosa Eva Díaz Tezanos, ha presentado a sus directores.

La prueba se repetirá este año, en el mes de junio próximo, y en ella se evaluarán, además de la competencia matemática y lingüística, valoradas el curso pasado, las competencias en idioma extranjero y en el conocimiento e interacción con el mundo físico.

La primera evaluación de diagnóstico en Cantabria

La prueba de diagnóstico, realizada a finales del curso 2008-2009 por primera vez en Cantabria, evaluó las competencias de 4.617 alumnos de 4º de Primaria, y su contexto escolar mediante un cuestionario específico, siguiendo las directrices que marca la Ley Orgánica de Educación (LOE) y la propia Ley de Educación de Cantabria.

“Hay que recordar --ha dicho la consejera-- que las evaluaciones de diagnóstico son evaluaciones de competencias básicas, no de conocimientos” y que las competencias básicas se refieren a aquellas que todas las personas deber haber adquirido y desarrollado al finalizar su etapa de educación obligatoria. “Se trata de competencias que han de capacitar a cualquier ciudadano para participar de una manera activa y crítica en la sociedad”.

En la evaluación han participado 175 centros educativos, 121 públicos, 53 concertados y 1 privado no concertado. Para poder contextualizar los resultados por alumnado y centro a las particularidades geográficas, se ha subdividido el territorio de Cantabria en 10 subzonas. El alumnado evaluado se concentra, en su mayor parte, en la zona de Santander, el Arco de la Bahía, Besaya y Asón.

Medidas concretas

A la vista de los resultados, la Consejería de Educación “reforzará aquellas áreas favorables y actuará de manera decidida sobre las que no han resultado tan buenas”. Para ello, continuará mejorando los medios materiales y humanos que hay en los centros educativos. Además, las familias han de potenciar el compromiso con la educación y reforzar la “complicidad compartida” que tiene que existir con los centros educativos.

“Tenemos que seguir mejorando día a día”, ha dicho Díaz Tezanos, y para ello es necesario una mayor contextualización y funcionalidad de los conocimientos, proporcionando al alumnado marcos más globales de aprendizaje. Es preciso también, ha añadido, un mayor protagonismo de las TIC, lo que implica cambios metodológicos, porque el equipamiento informático por sí solo no modifica el proceso de enseñanza y aprendizaje, y tiene que ir acompañado de un esfuerzo importante en la formación del profesorado, con el que vamos a continuar. Como importantes son también los programas de refuerzo educativo, tanto en horario lectivo como no lectivo, centrados, sobre todo, en áreas instrumentales que ayudan al alumnado a conseguir el éxito educativo.

Y, aunque la diferencia de rendimiento entre el alumnado extranjero y el autóctono es de las más bajas del Estado, hay que seguir propiciando, desde los centros educativos, una adecuada incorporación de este alumnado foráneo, lo que permitirá elevar los resultados del conjunto del sistema educativo.

Otro aspecto en el que la Consejería de Educación pone especial interés es el Plan de Familias que potencia la formación de los padres y madres, porque “como demuestran todos los informes, son un elemento esencial en el éxito educativo del alumnado, y fundamentalmente la formación de las madres, porque es en ellas donde recae la tarea de ayudar a sus hijos en el ámbito familiar”.

Potenciar las zonas educativas de atención preferente

La Consejería de Educación también ha puesto en marcha proyectos educativos específicos para centros y comarcas con especiales dificultades educativas y tres planes zonales, en Liébana, Campoo y la zona oriental de la región, para reforzar la comunicación lingüística, el uso de las TIC y en el tránsito entre etapas educativas.

Además, ha anunciado la consejera, este año, el Congreso Regional de Educación estará centrado en la competencia matemática y la Consejería de Educación desarrollará un curso de verano, en colaboración con la Universidad de Cantabria (UC), sobre modelos innovadores basados en la utilización de las TIC.

Estas distintas medidas y las que incorporan los centros educativos “nos tienen que servir de impulso para seguir avanzando, mejorando e innovando, para que la educación y el aprendizaje sea cada vez mejor”.

En la reunión con los directores de Primaria, que se ha desarrollado en la sede del Centro Asociado a la UNED de Cantabria, además de la consejera de Educación, ha participado el director general de Coordinación y Política Educativa, Ramón Ruiz, y Alonso Gutiérrez Morillo, Jefe de la Unidad Técnica de Evaluación y Acreditación,  y José Luis del Río, coordinador de evaluación.

Más Información