‘Las sendas de la Barraca’ pretende reforzar los lazos interculturales, potenciar el conocimiento mutuo y el aprendizaje de idiomas

Estudiantes y docentes del IES ‘Valle de Piélagos’  acompañados por la consejera de Educación

Hace exactamente un mes que 19 estudiantes de 1º de Bachillerato y dos de los docentes del Instituto de Educación Secundaria (IES) ‘Valle de Piélagos’ viajaron a Rumanía para materializar un proyecto que llevaban meses gestando. Se trata de ‘Las sendas de la Barraca’, una iniciativa financiada por la Consejería de Educación, que arranca de la necesidad de reforzar el Plan de Interculturalidad del centro y conocer los países de origen de algunos compañeros de pupitre. Al tiempo, supone una oportunidad única para potenciar las enseñanzas del programa de educación bilingüe en español-francés que el centro de Renedo de Piélagos imparte.

Tras la experiencia, hoy, la consejera de Educación, Rosa Eva Díaz Tezanos, ha querido compartir con ellos sus primeras impresiones. Este proyecto --ha dicho la consejera-- ha cumplido con creces todos los objetivos propuestos. “Es, sin duda, una experiencia enriquecedora en una doble vertiente: la académica, porque os permite mejorar la competencia lingüística, y la personal, ya que habéis roto muchos estereotipos de algunos países, que no se ajustan para nada a la realidad”. Unas herramientas que la Consejería de Educación se afana por facilitar a todo su alumnado para que “os enfrentéis al futuro en las mejores condiciones profesionales posibles, pero, también, y lo que es más importante, personales”.

Secuencia del viaje

Si bien el trabajo previo es fundamental, el viaje al país centroeuropeo ha sido mucho más emocionante. Allí, del 12 al 19 de diciembre, han representado una obra de teatro en español y francés en tres centros rumanos que tienen educación bilingüe en español. Concretamente, en el ‘Liceo Bilingüe Miguel de Cervantes’ de Bucarest; el ‘Colegiul National Urinea’ de Brasov, y, por último, el ‘Liceo Pedagógico Jean Monet’ de Ploiesti. Además de la faceta interpretativa, los estudiantes presentaron, utilizando las nuevas tecnologías, dos actividades en las que mostraban al alumnado rumano la realidad y riqueza de Cantabria.

Para los dos profesores acompañantes, Juan Díaz Simal y Ricardo Pastor, “la visita al país ha servido también para establecer un contacto permanente con los centros educativos rumanos, con los que continuaremos realizando proyectos conjuntos”. Además, han aclarado, el teatro, el arte, es un punto de encuentro para trabajar valores tan importantes como el esfuerzo, la constancia, la colaboración o la memoria, entre otros muchos.

La ventaja de conocer un país “desde dentro”

Por su parte, todos los estudiantes han coincidido en señalar que “casi nada ha sido como lo habían imaginado, ya que tenían algunos estereotipos muy marcados y totalmente falsos sobre Rumanía. Hemos conocido un país del que apenas sabíamos desde dentro, desde los ojos de una persona que vive allí”. Esto no tiene nada que ver con una visita guiada, ha insistido alguno de ellos.

Otra de las cosas que les ha llamado especialmente la atención es los escasos medios con los que aprenden los estudiantes rumanos. “Aún así –han insistido- sus resultados académicos son muy buenos, lo que nos ha hecho pensar y, sobre todo, valorar mucho más lo que tenemos aquí”. Para finalizar su encuentro con la consejera de Educación, los jóvenes han obsequiado a Díaz Tezanos con una fotografía de Rumanía.

Un blog para narrar la experiencia


Para no perder detalle de la iniciativa, los estudiantes han creado un blog donde, a modo de diario documentado, van colgando todos sus trabajos. Las entradas al blog comienzan en mayo, fecha de inicio del proyecto, y siguiendo la secuencia de entradas uno encuentra una gran cantidad de fotografías, información geográfica y detalles sobre la historia y la cultura de Rumanía, entre otros, que dan cuenta de la minuciosa preparación que conlleva una experiencia así.