El Ministro de Interior ha escrito el epílogo de este libro de Jaume Carbonell, que pulsa el día a día de la actividad escolar

Jaume Carbonell, Dolores Gorostiaga, el Ministro de Interior Alfredo pérez Rubalcaba y la Consejera de Educación durante la presentación del libro ‘Viaje por las escuelas de Cantabria’

El ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba participó ayer en la presentación del libro ‘Viaje por las escuelas de Cantabria’, de Jaume Carbonell, al que calificó de “magnífica radiografía de la escuela y de reconocimiento a la tarea del maestro”. En este sentido resaltó que "la clave del futuro de la educación está en la confianza en los profesores’. Tras señalar que esta publicación "es un magnífico cántico a la autonomía pedagógica", defendió la autonomía de los profesores, ya que "es necesario darles un margen de independencia para que se encuentren a gusto y organicen los centros con proyectos propios que definan sus señas de identidad".

En el acto celebrado en el hotel Bahía han intervenido también la Vicepresidenta del Gobierno, Dolores Gorostiaga; la consejera de Educación, Rosa Eva Díaz Tezanos, y el autor del libro, en presencia del delegado del Gobierno, Agustín Ibáñez y de dos centenares representantes de la comunidad educativa de Cantabria.

Rubalcaba, que recordó su condición de docente de Química Orgánica durante 23 años y de ex ministro de Educación, subrayó la importancia del libro al considerar que "debería de ser de lectura obligatoria en las facultades de Pedagogía y en las de Ciencias de la Información".

Además, destacó tres aspectos fundamentales que se derivan de la lectura de ‘Viaje por las escuelas de Cantabria: el amor a la lectura, a la ciencia, “que es parte de nuestra cultura contemporánea”, y a la educación. Rubalcaba afirmó también que cada generación sabe más que la anterior, dado que “la educación española ha corrido muchísimo en los últimos años y las tasas de escolarización son mejores que nunca”. El ministro reconoció el reto de extender la educación y “conseguir que los jóvenes se queden en las aulas, con interés”, un problema que, dijo, no afecta solamente a España. A este respecto reiteró que no es sólo cuestión de recursos, que también, sino de fomentar la autonomía pedagógica.

Alfredo Pérez Rubalcaba terminó su intervención afirmando que “lo mejor del libro es el reconocimiento al trabajo de los maestros y maestras”.

Un gran mosaico de la vida escolar

El meollo de la publicación lo constituyen diez reportajes realizados en otros tantos colegios de Cantabria por Jaume Carbonell, pedagogo, sociólogo y director de la prestigiosa revista ‘Cuadernos de Pedagogía’. El autor visitó los centros educativos en compañía de la fotógrafa cántabra Belén Pereda, recogiendo junto a sus impresiones personales las opiniones del profesorado, alumnado, familias y responsables municipales, articulando así un gran mosaico de la vida escolar en nuestros días.

El libro, que la Consejería de Educación distribuirá por los centros escolares, es el primer título de la colección ‘Viaje por las escuelas de España’ y cuenta con una presentación de la consejera de Educación, Rosa Eva Díaz Tezanos; un prólogo del periodista Armando Arconada y un epílogo del ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba.

Gorostiaga: “En el libro late el modelo educativo que pusimos en marcha en 2003”

La Vicepresidenta del Gobierno, Dolores Gorostiaga, ha dicho en el acto de presentación que “el libro refleja claramente los cambios sobrevenidos en la escuela de Cantabria, una escuela para el siglo XXI que está sustituyendo la tiza y la pizarra por los ordenadores con conexión gratuita a Internet de banda ancha, las pantallas digitales interactivas y los portátiles de última generación para los alumnos”.

Gorostiaga ha añadido que en ‘Viaje por las escuelas de Cantabria’ “late el modelo educativo que pusimos en marcha en 2003, un modelo que busca el éxito educativo de todo el alumnado y que apuesta por una escuela que no abandona a ningún alumno por el camino”.

A continuación, se ha referido al “salto cualitativo y cuantitativo que ha experimentado la educación en Cantabria, como demuestran las evaluaciones nacionales e internacionales”. En su opinión esto ha sido posible por un aumento sostenido en el presupuesto, que “se ha duplicado en seis años”, y ha recordado que el gasto por alumno es ahora de casi 6.000, “algo inimaginable hasta hace muy poco tiempo”.


Díaz Tezanos: “Una valiosa aportación a la historia de la escuela de Cantabria”

La consejera de Educación considera que ‘Viaje por las escuelas de Cantabria’ constituye “una valiosa aportación a la historia de la escuela en la región, fundamental para conocer cómo es la escuela en los albores del siglo XXI y cuáles fueron sus antecedentes”. Un libro, ha añadido, que “va dirigido a todos los que aman la educación”.

Rosa Eva Díaz Tezanos ha señalado que ‘Viaje por las escuelas de Cantabria’ “nos habla de proyectos educativos en marcha, de alumnos bilingües, del fomento de la lectura a través del Plan Lector, de los refuerzos educativos…, ejemplos todos ellos de una escuela caracterizada por la escolarización temprana, la apuesta por las nuevas tecnologías o por la integración del alumnado desfavorecido”.

Díaz Tezanos ha añadido que en Cantabria “las bases de la escuela del futuro están ya en el presente”. Díaz Tezanos ha añadido una reflexión personal: “Siempre he pensado que la escuela que mira al futuro debía ser una institución para todos; un lugar para la cohesión social y un instrumento para la igualdad de oportunidades”.

En el prólogo, el periodista Armando Arconada firma una crónica histórica, sociológica, política y sentimental que resume la evolución de la escuela y de la educación en Cantabria y en España, desde la conquista de la democracia hasta nuestros días.

Jaume Carbonell: “Contar lo que ocurre en las escuelas”

Jaume Carbonell ha dicho que “el objetivo del libro es contar lo que ocurre en las escuelas, describir lo que se hace en las aulas y otros espacios educativos”. Según ha puntualizado el autor, uno de los propósitos de ‘Viaje por las escuelas de Cantabria’ es “mostrar la imagen del buen quehacer pedagógico de un montón de maestros y maestras que aman la infancia y están comprometidos con la mejora y la dignificación de la escuela”. Destacó la labor en equipo que se realiza en estos colegios, que consiguen “sacar brillo a todas las personas en beneficio de la comunidad educativa”.

El periodista y profesor ha explicado que la idea surgió de dos precedentes: el viaje realizado por el periodista Luis Bello por las escuelas de España a principios del siglo pasado y la serie televisiva de José Antonio Labordeta, ‘Un país en la mochila’. Carbonell viajó en seis ocasiones a Cantabria el curso pasado para visitar los diez colegios que forman el ‘corpus’ del libro.

Jaume Carbonell ha analizado a lo largo de su dilatada trayectoria profesional la historia de la educación en la España de los últimos 40 años. Con una activa presencia en los Movimientos de Renovación Pedagógica, ha participado asiduamente en foros y congresos organizados por la Consejería de Educación en los últimos años. En la actualidad, imparte clases en la Universidad de Vic (Barcelona).

Diez colegios diversos e innovadores

Los diez colegios de Educación Infantil y Primaria que aparecen en el libro son públicos, en su mayoría, pero también concertados; pertenecen tanto al medio urbano como al rural y tienen todos un perfil propio, aunque caracterizado según el autor por “el compromiso colectivo con la innovación educativa y con la mejora de la escuela”.

Todos ellos han estado representados por sus equipos directivos en la presentación del libro. Dos de los colegios analizados en ‘Viaje por las escuelas de Cantabria’ son de Santander; uno es el ‘María Sanz de Sautuola’, muy volcado en la integración a través de las TIC y en la educación emocional de sus alumnos; el otro es la cooperativa Verdemar, centro caracterizado por su pasión por el arte de leer y escribir.

Otros dos de los centros seleccionados para este libro son de Torrelavega y se caracterizan, entre otras cosas por la integración de su alumnado. Son el colegio ‘Amós de Escalante’, un centro sostenible con un equipo directivo muy implicado que ha logrado dinamizar el barrio donde se asienta, y el colegio ‘Sagrados Corazones’, pionero en este campo de la integración y de la educación en valores.

Tres centros más se asientan en un medio predominantemente rural. Me refiero al colegio ‘El Castañal’ de Selaya, con un Plan Lector enfocado al estudio de las civilizaciones, y la escuela ‘Antonio Muñoz y Gómez’, de Casar de Periedo, con sus maestras itinerantes especialistas y una enseñanza muy participativa volcada hacia la Ciencia desde la Educación Infantil. Eminentemente rural por antonomasia es el tercer centro, el Colegio Rural Agrupado de Liébana, que agrupa a las escuelas de La Hermida y Espinama, y que se caracteriza por su buen trabajo en equipo.

Un carácter más urbano tiene el colegio ‘Juan de Herrera’ de Maliaño, que avala un innovador proyecto que introduce la jornada continua y los talleres por las tardes, y con una gran trayectoria en la integración del alumnado inmigrante y de minorías étnicas.

Finalmente, dos ejemplos de centros ubicados en localidades marineras; me refiero al ‘Fray Pablo’ de Colindres, que tan buena labor hace favoreciendo el contacto entre generaciones, y al colegio ‘Santa Catalina’ de Castro Urdiales, el más nuevo de todos, con una clara vocación bilingüe que implica con eficacia a los padres y madres de alumnos en el aprendizaje del inglés.


Colaboración de Rubalcaba

Rubalcaba, que fue Secretario de Estado y Ministro de Educación con Felipe González, es el autor del epílogo del libro, donde alude a Cantabria, que “desde hace unos años desarrolla un sistema educativo que busca la equidad y promueve la convivencia en los centros”.

En su texto Rubalcaba hace un repaso a las tres leyes socialistas (LODE, LOGSE y LOE) y subraya el gran avance que supuso la LOGSE (donde él tuvo un papel protagonista) en la extensión de la escolarización obligatoria y gratuita hasta los 16 años. De la actual Ley Orgánica de Educación destaca la asignatura de ‘Educación para la ciudadanía’ y su voluntad de que “nadie quede rezagado o fuera, que ningún alumno carezca de oportunidades”.

Se refiere también el ministro del Interior a la presión que existe sobre la escuela, y afirma que “los problemas en las escuelas provienen, en su mayoría, de fuera de las escuelas. Nuestros centros, añade, no son distintos de nuestros hospitales, nuestros centros de ocio, nuestros centros de trabajo o de nuestras calles. Aún más, no son distintos de nuestros hogares (…) Todos somos corresponsables de lo que sucede, concluye. Y en nuestras manos está que empeore o que mejore”.