La Consejería de Educación atiende con menús especiales a unos 80 comensales afectados por la intolerancia al gluten

El director general de Personal Docente, Jesús Gutiérrez Barriuso, y el presidente de la Asociación de Celíacos de Cantabria (ACECAN), Richard Stamper durante la presentación de un libro infantil destinado a concienciar a los alumnos de Primaria sobre la enfermedad celíaca

El director general de Personal Docente, Jesús Gutiérrez Barriuso, y el presidente de la Asociación de Celíacos de Cantabria (ACECAN), Richard Stamper, han presentado esta mañana un libro infantil destinado a concienciar a los alumnos de Primaria sobre esta enfermedad, caracterizada por la intolerancia al gluten contenido en cereales como el trigo, la cebada, la avena y el centeno.

Se trata de un cuento, titulado ‘El regalo de Lola’, que la Consejería de Educación distribuirá por los centros escolares para que el alumnado conozca y respete las peculiaridades de los niños y niñas afectados por la enfermedad celíaca. En los comedores escolares de la enseñanza pública de Cantabria se elaboran unos 80 menús diarios para niños y niñas celíacos, según ha explicado el director general, lo que supone un 0,71% del total de los 12.400 menús suministrados diariamente. La enseñanza pública de Cantabria cuenta con 133 comedores escolares.

Niños normales

“Queremos que esta enfermedad sea contemplada con normalidad, ha dicho Barriuso; con la misma normalidad que los afectados realizan sus actividades educativas cotidianas”. El presidente de ACECAN, por su parte, considera que el cuento ‘El regalo de Lola’ es una herramienta útil para fomentar los valores a través de la lectura y despertar el interés por los celíacos.

Los protagonistas del relato es una niña celíaca de 5 años, su hermana de 8 y sus padres. Sus autores son el profesor riojano Antonio Benito, autor de una treintena de libros para la infancia, y el ilustrador Manuel Romero, padre de una niña celíaca con el mismo nombre que la protagonista del cuento.

Los valores del libro

El libro aborda aspectos como la educación para la salud, la alimentación saludable, la solidaridad y el reconocimiento de “los diferentes”. Consta de una segunda parte denominada ‘Taller de lectura’ en la cual se identifican los alimentos sin gluten y se proponen actividades escolares en torno al cuento. Como ha destacado Jesús Gutiérrez Barriuso, cada vez son más las actividades que se llevan a cabo en los centros educativos para desarrollar hábitos alimenticios saludables.

Richard Stamper es el presidente de la Asociación de Celíacos de Cantabria, una entidad con 22 años de funcionamiento, que desde 2007 viene colaborando activamente con la Consejería de Educación. En la actualidad, cuenta con 450 familias asociadas, cada una de ellas con uno o más hijos celíacos. Stamper ha requerido la colaboración de la sociedad para que vean a los niños celíacos como niños normales y ha manifestado que su número es mucho mayor que el diagnosticado.