Estos días la consejera de Educación está trasladando personalmente a la comunidad educativa toda la información posible para garantizar la tranquilidad

Rosa Eva Díaz Tezanos, acompañada por el director general de Coordinación y Política Educativa, explicando a los directores de todos los centros públicos de Infantil y Primaria de Cantabria el protocolo de actuación para evitar el contagio de la nueva gripe A (H1N1) en los colegio

Primero en Santander y, acto seguido, en Torrelavega, la consejera de Educación, Rosa Eva Díaz Tezanos, acompañada por el director general de Coordinación y Política Educativa, ha explicado a los directores de todos los centros públicos de Infantil y Primaria de Cantabria el protocolo de actuación para evitar el contagio de la nueva gripe A (H1N1) en los colegios y hacer frente, de forma adecuada, a las contingencias que pudiera ocasionar.

Al igual que en su encuentro con los sindicatos docentes y las familias, Díaz Tezanos ha reiterado a los equipos directivos un mensaje de serenidad, que éstos deben transmitir a toda la comunidad educativa junto con la información que precisen.

Hasta el momento, la incidencia del virus es muy baja y la inmensa mayoría de los casos de gripe A, son de carácter leve y, generalmente, su sintomatología desaparece en pocos días con el uso de medicamentos antigripales convencionales. Por eso, el curso escolar comenzará con total normalidad, “porque no hay ningún motivo ni epidemiológico ni clínico para su retraso y actuar con normalidad genera tranquilidad entre la población”.

Recomendaciones y medidas higiénicas

Para evitar el contagio del virus en las aulas, la Consejería de Educación implantará una serie de medidas higiénicas entre el alumnado y el resto del personal del centro. De hecho, los primeros días de curso, ha explicado Díaz Tezanos, se dedicará tiempo específico para divulgar las recomendaciones básicas de higiene, sobre todo de manos y respiratoria, por ser las principales vías de contagio. Unas medidas, que reducen el riesgo de infección y la transmisión del virus, y que todos los centros de Cantabria ya están adoptando.

Pero, en el caso que las medidas preventivas no sean suficientes, la Consejería también ha diseñado un protocolo de actuación que aplicarán los centros educativos si aparece algún caso de fiebre y síntomas respiratorios sospechosos. Un protocolo en el que están implicados de forma directa las familias y el profesorado.

En este sentido, Díaz Tezanos ha señalado de nuevo que “no está previsto cerrar los centros con alguna incidencia de gripe A, salvo que las autoridades sanitarias lo indiquen expresamente a través de la Comisión de Seguimiento”.

Extremar la vigilancia

La administración educativa recomienda a las familias extremar la vigilancia de síntomas gripales en los escolares y evitar que los menores acudan a clase cuando se aprecie alguno de estos síntomas, hasta que no haya trascurrido el período de contagiosidad.

Si durante la jornada escolar, cualquier persona, sea docente o alumno, manifiesta síntomas gripales, deberá indicarlo de inmediato a su superior responsable y éste a la dirección del centro. En el caso de los estudiantes, se avisará a su familia para que lo recojan y sigan los protocolos sanitarios previstos. Si el afectado es personal docente o no docente se actuará de la misma manera.

La consejera ha recordado también que se ha habilitado el teléfono 902 43 48 43, de orientación y asesoramiento sobre la gripe, donde se indicará la manera de proceder, según la sintomatología del afectado y el estado de salud en el que se encuentre.

Coordinación entre los centros y la inspección educativa

Los centros educativos enviarán a diario al inspector correspondiente un parte de las ausencias producidas por el virus, tanto de alumnado como de profesorado y personal laboral. Los datos servirán para que la red de médicos centinelas, que Sanidad ha puesto a disposición de los centros, pueda realizar las previsiones sobre la incidencia y evolución de la enfermedad y anticipar las medidas más oportunas, ha explicado la consejera de Educación. Además, si el centro lo precisa, personal sanitario cualificado mantendrá reuniones informativas con docentes y familias.

Guía de recomendaciones y Comisión de seguimiento

Al final de la reunión, la titular de Educación del Gobierno de Cantabria ha facilitado a los directores un documento con pautas de información, prevención y seguimiento. Además, ha adelantado que en una semana, a lo sumo 10 días, estará disponible en los centros educativos la guía de recomendaciones y actuación frente a la gripe A, que será elaborada por la Comisión Nacional de Salud Pública con propuestas de la comisión general de Educación.

En Cantabria, además, se ha constituido una Comisión de seguimiento entre la Consejería de Educación y la de Sanidad, presidida por la propia consejera, que se reunirá de forma periódica para evaluar la incidencia de la gripe en los centros educativos. Incluso, el Comité de Salud Laboral de la administración educativa ha creado un subcomité específico sobre gripe A.

Reuniones periódicas y habituales

La reunión, aunque de carácter extraordinario, inicia una ronda de encuentros que se sucederán, como es habitual cada año, a lo largo de todo el curso escolar. En ellos, la consejera de Educación y parte de su equipo intercambian impresiones con los directores de centros públicos, al tiempo que analizan las novedades educativas, el funcionamiento de los planes y programas educativos y, en general, cómo marcha el curso en los centros escolares.


Información Dirigida a los centros educativos  |  Descargar