Destinadas a jóvenes desescolarizados, inmigrantes o con necesidades educativas especiales

La consejera de Educación junto a la directora general de Formación Profesional, María Jesús Reimat

La consejera de Educación, Rosa Eva Díaz Tezanos, ha presentado esta mañana las subvenciones de su departamento a una veintena de ayuntamientos y entidades sin ánimo de lucro, para que realicen Programas de Cualificación Profesional Inicial (PCPI) por importe de casi 820.000 euros, un 37,8% más que el año pasado. La consejera ha estado acompañada por la directora general de Formación Profesional, María Jesús Reimat.

Dichos programas van dirigidos a jóvenes que presentan dificultades de aprendizaje y de inserción laboral, para lo cual se les faculta para obtener una cualificación profesional de nivel 1, al tiempo que pueden proseguir sus estudios y lograr el graduado en ESO o acceder a ciclos de grado medio de Formación Profesional.

Un millar de alumnos

Esta oferta se añade a los 48 PCPI que la Consejería de Educación desarrolla en institutos de secundaria distribuidos por toda Cantabria, dirigidos a unos 700 alumnos de 16 a 21 años, con lo cual la oferta global de estos programas alcanza a un millar de jóvenes residentes en Cantabria.

La consejera se ha referido al colectivo de jóvenes que se benefician de estos programas, entre los que ha citado a “jóvenes desescolarizados, inmigrantes con baja cualificación y alumnos con necesidades educativas especiales”. Todos ellos, ha asegurado Díaz Tezanos, van a contar con un mayor número de opciones para formarse y conseguir iniciarse en el ejercicio de una profesión, a la vez que se amplían sus posibilidades de acceder a una titulación básica y a progresar a lo largo de la vida.

Las subvenciones se distribuyen en dos grandes apartados: las entidades locales y las dirigidas a asociaciones y fundaciones sin ánimo de lucro.

Diez ayuntamientos beneficiados

Una decena de ayuntamientos, cuatro más que el año pasado, recibirán subvenciones de 39.000 euros cada una para atender las necesidades educativas y laborales de este colectivo de jóvenes.

Se trata de los municipios de Santander, donde estos jóvenes obtendrán la cualificación de ayudante técnico en servicios administrativos y de oficina; Torrelavega y Laredo, con el perfil profesional de técnicos en parques, viveros y jardines; Reocín y Cabezón de la Sal, de acabados y pintura en la construcción; Reinosa, en peluquería; Piélagos, en fabricación, carpintería mecánica y soldadura; Comillas, en mantenimiento y montaje informático; Castro Urdiales, en estética, y Camargo, con el perfil de ayudante técnico en comercio y almacén. Reocín, Comillas, Laredo y Cabezón de la Sal son los ayuntamientos que debutan en este tipo de programas.

Ayudas para entidades sin ánimo de lucro

Por lo que respecta a las subvenciones de la Consejería de Educación para el desarrollo de Programas de Cualificación Profesional en entidades sin ánimo de lucro, son 10 también los proyectos que se financian por un importe global de 429.942 euros. La novedad es la asociación Ampros, entidad que se incorpora por primera vez y que recibe 70.000 euros para que estos jóvenes obtengan el certificado de profesionalidad en ayudante técnico en alojamiento y catering.

Los Talleres Juveniles Brumas llevarán a cabo tres proyectos, dos de ellos de mantenimiento de vehículos y un tercero de alojamiento y catering. El Grupo de Acción Local Asón-Agüera realizará 2 PCPI, de peluquería y acabados y pintura en la construcción. Además, la Fundación Bien Aparecida ejecutará un proyecto de ayudante técnico en fabricación, carpintería metálica y soldadura; al igual que la Fundación Laboral del Metal. Finalmente, la Fundación Diagrama facultará profesionalmente a los jóvenes que participen en su programa de parques, viveros y jardines; mientras que la Fundación Laboral de la Construcción de Cantabria, hará lo propio para la obtención del título de ayudante técnico en acabados y pintura en la construcción.