En ambos, las clases comenzarán con normalidad el próximo 14 de septiembre

La consejera de Educación visita las obras junto al director de Coordinación y Política Educativa y el alcalde de Camargo

La consejera de Educación, Rosa Eva Díaz Tezanos, ha visitado hoy las obras de remodelación y ampliación de los colegios públicos ‘Agapito Cagigas’ y ‘Mateo Escagedo’ de Camargo, constatando que “ya están muy avanzadas y marchan a buen ritmo”. Los dos centros reanudarán las clases con normalidad el próximo 14 de septiembre, fecha prevista para el inicio del curso escolar en Cantabria.

La primera parada de la visita ha tenido lugar en el colegio público ‘Agapito Cagigas’, ubicado en Revilla de Camargo, donde la Consejería de Educación está adecuando el edificio principal y remodelando las aulas para reubicar el comedor escolar, la biblioteca, el aula de informática y la sala de profesores. También está modificando los despachos de dirección y secretaría, además de las aulas de Audición y Lenguaje (AL), Pedagogía Terapéutica (PT) y Orientación.

Una “obra de gran envergadura” en la que el departamento que dirige Díaz Tezanos ha invertido cerca de 700.000 euros. Además, tal y como ha anunciado la consejera de Educación, tras la mejora de los espacios del edificio antiguo, se construirá uno nuevo para Educación Infantil. “Una ampliación necesaria porque cada vez son más los niños de este ayuntamiento, que permitirá incorporar nuevas prestaciones y la escolarización a partir de los dos años en este centro”.

Nuevo aulario este curso en el ‘Mateo Escagedo’

Por su parte, el colegio público ‘Mateo Escagedo’ de Cacicedo de Camargo contará este curso con un nuevo aulario para Educación Infantil de dos líneas. Presupuestado en 1.300.000 euros “permitirá al centro disponer de muchos más espacios educativos en un edificio independiente”. En él se instalarán 8 aulas con sus correspondientes aseos, un aula para PT y AL, despachos y aseos para el profesorado y un cuarto de limpieza.

Además de supervisar las obras de remodelación y ampliación, la consejera ha aprovechado su estancia en Camargo para compartir con los equipos directivos y los representantes de las familias de ambos centros “esa preocupación que existe siempre cuando se acerca el inicio de curso y los centros educativos están en obras”. La Consejería de Educación, ha recordado, tiene como prioridad mejorar los espacios educativos, garantizando en todo momento la seguridad del alumnado, profesorado y familias. Un mensaje de tranquilidad que Díaz Tezanos ha querido trasladar personalmente a las familias ya que se trata de “obras de tal envergadura, que es imposible ejecutarlas por completo durante el período vacacional”.

Junto a la consejera han visitado las obras el director general de Coordinación y Política Educativa, Ramón Ruiz; la jefa de la Oficina Técnica de la Consejería de Educación, Alicia Argüello; el alcalde de Camargo, Ángel Duque; parte de la corporación local del municipio, así como representantes de las familias del alumnado y de los equipos directivos de los dos centros.