La Consejera de Educación ha inaugurado en la UIMP un seminario sobre ‘Adolescencia y Educación’, que abordará esta etapa vital desde diferentes perspectivas

La consejera de Educación, Rosa Eva Díaz Tezanos, ha inaugurado esta mañana el seminario ‘Adolescencia y Educación’, que se desarrolla esta semana en el marco de los cursos de verano de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), patrocinado por el departamento que dirige. Un curso que servirá para reflexionar, comprender, proponer iniciativas y compartir experiencias sobre una de las “etapas más vitales e importantes para el desarrollo del individuo”.

En la Consejería de Educación “nos preocupan los adolescentes”. Por eso, el modelo educativo de Cantabria apuesta por conocer las necesidades del alumnado adolescente para ofrecer la respuesta educativa más adecuada, desde una visión global de la educación, en la que tienen especial importancia los aspectos cognitivos, afectivos y sociales.

De ahí que, en los últimos años, se ha incidido en aspectos básicos, “que constituyen vías privilegiadas para prevenir situaciones de riesgo y facilitar en los adolescentes el desarrollo de las competencias básicas que van a necesitar en la sociedad del siglo XXI”. Entre ellos, ha citado la consejera, la atención singularizada a las necesidades del alumnado; la importancia de trabajar la educación emocional; la resolución pacífica de conflictos; el fomento de la participación y la cooperación, o el ejercicio de la autonomía y de la responsabilidad, por citar algunos.

En el seminario sobre ‘Adolescencia y Educación’ se han dado cita hoy alrededor de 80 alumnos, entre educadores, representantes de AMPAS y Escuelas de Madres y Padres, familias con hijos adolescentes y estudiantes, para desvelar las claves educativas de esta peculiar etapa del desarrollo humano en la que se ha dejado de ser niño, pero aún no se es adulto.

Junto a la consejera, han participado en la inauguración del seminario su director y catedrático de Didáctica y Organización Escolar de la Universidad de Málaga, Miguel Ángel Santos Guerra, y la vicerrectora de Investigación y Postgrado, María Ángeles Monge. Entre el público, también, el director general de Coordinación y Política Educativa, Ramón Ruiz.

Atención constante y adaptación permanente

Los centros educativos, ha insistido Díaz Tezanos, deben conocer en profundidad la etapa adolescente, porque “es una fase en la que se producen tantos cambios que necesita atención constante y adaptación permanente a las nuevas demandas que plantea este colectivo”. Los jóvenes comienzan a tener mayor autonomía, cierto grado de independencia y privacidad, y van a vivir experiencias nuevas y propias, que van configurando la identidad adulta.

Y todo ello en una sociedad como la actual, la sociedad de la información, en la que las nuevas tecnologías juegan un papel fundamental en la adquisición del conocimiento, ejerce distintas presiones sobre los adolescentes, que, en ocasiones, sucumben ante la pérdida de valores, la publicidad o el consumo excesivo de la televisión, los videojuegos o Internet, “factores relevantes que condicionan su crecimiento personal en una de las etapas más vitales e importantes para el desarrollo del individuo”.

De ahí, la importancia de este seminario, que busca claves y respuestas para entender cómo son los adolescentes y cuáles son sus necesidades. Para Díaz Tezanos, hablar de adolescencia no implica sólo hablar de determinados cambios físicos en los jóvenes de entre 11 y 19 años, que es el período que abarca la adolescencia según la OMS. “La adolescencia precisa un análisis exhaustivo de su vertiente psicológica, de cuestiones relacionadas con el desarrollo evolutivo, pero también de su vertiente psicológica, es decir, de los elementos del entorno que condicionan e influyen en los jóvenes y, en consecuencia, en las relaciones de éstos con el sistema educativo.

La consejera de Educación ha agradecido a los presentes, ponentes y alumnado, su “respuesta a esta convocatoria, que denota personas preocupadas por comprender y mejorar el mundo que nos toca vivir, una tarea compleja e inacabada, que se hace y rehace cada día, en la que la educación, iniciada en las familias y completada en las escuelas, se irá desarrollando a lo largo de toda la vida del sujeto, y de la que dependerá gran parte del éxito personal, profesional y social que los jóvenes van a tener en el futuro”. Además, la presencia de Miguel Ángel Santos Guerra, gran conocedor de la materia y colaborador de la Consejería de Educación, “garantiza la reflexión y el debate, y una mirada positiva y optimista sobre una etapa tan crucial”.

Programa para hoy

Tras la inauguración, el catedrático de Psicología Social de la Universidad Pablo Olavide (Sevilla), Gonzalo Musitu, ha aportado las claves de la adolescencia. Los retos de esta etapa vital, en cambio, han corrido a cargo del psicólogo, Enrique Martínez Reguera.

Ya por la tarde, tras el receso oportuno, habrá una mesa redonda sobre cuáles son los problemas de la adolescencia, en la que participarán, además de los ponentes de la mañana, el catedrático de Psicología Evolutiva y de la Educación, Félix López Sánchez, y la escritora Elena Simón. Moderará la sesión el director del curso, Miguel Ángel Santos Guerra.

Mañana, martes, se abordarán las necesidades de la adolescencia y se analizará esta etapa vital desde la perspectiva de género. También por la tarde, tendrá lugar una mesa redonda en la que intervendrán jóvenes adolescentes de Cantabria, moderada por la jefa del departamento de Orientación del IES ‘Puerta de la Axarquía’ de Málaga. Esta es una de las particularidades de este curso, que además de combinar sesiones en distintos formatos, contará con la presencia de los propios protagonistas: los adolescentes. “Es un buen momento –ha señalado Díaz Tezanos- para escuchar sus percepciones, preocupaciones, demandas y necesidades, porque nadie mejor que ellos para guiar los pasos de docentes y familias”.