Educación y el Consejo General del Poder Judicial llevan cuatro años haciendo que la Justicia sea para más de 2.000 alumnos de Secundaria algo “cercano, transparente y útil”

 La consejera de Educación, Rosa Eva Díaz Tezanos, y el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria (TSJC), César Tolosa durante la clausura del programa ‘Educando en Justicia’, en el que este curso han participado 600 estudiantes de 15 institutos de toda Cantabria

La consejera de Educación, Rosa Eva Díaz Tezanos, y el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria (TSJC), César Tolosa, han entregado hoy los diplomas a parte de los estudiantes que han participado este curso en la IV edición del programa didáctico ‘Educando en Justicia’, una iniciativa que enseña el funcionamiento de la administración de Justicia al alumnado de Educación Secundaria Obligatoria (ESO) de la región. Se trata de los institutos ‘Marismas’ de Santoña y el colegio ‘San Agustín’ de Santander, que han representado a otros  600 estudiantes de 13 institutos más de toda Cantabria, que como ellos han recibido charlas de jueces, representado un juicio de menores, y asistido a juzgados y juicios.

La iniciativa ‘Educando en Justicia’ se puso en marcha en el año 2006, gracias al convenio entre la Consejería de Educación y el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). Desde entonces, son más de 2.000 los estudiantes participantes.

El objetivo es, en palabras de la consejera de Educación, conseguir que la Justicia sea algo “cercano, transparente y útil”, porque es la base del Estado de Derecho en el que afortunadamente vivimos, y que “garantiza la convivencia y el respeto mutuo entre todos”. Se trata, sobre todo, de comprender que la justicia está ahí para protegernos, para defender nuestros derechos y, si no cumplimos las normas, para exigir nuestros deberes y obligaciones. Por eso es muy importante conocer la Justicia desde dentro, quiénes la forman y cómo funciona.

“La Consejería de Educación apostó desde el principio por este programa porque cumple todos los requisitos para favorecer una educación más completa e integral del alumnado”. Los centros educativos están para impartir conocimientos, pero también valores y principios, útiles para la vida del alumnado. Además, tal y como ha destacado Díaz Tezanos, el programa consigue uno de los objetivos de la administración educativa y es que los centros educativos de Cantabria sean “abiertos y participativos, y estén en permanente contacto con la sociedad”.

Transparencia social de la Justicia

Por su parte, para César Tolosa, ‘Educando en Justicia’ es el proyecto más importante de transparencia social del TSJC, consciente como son de que los propios jueces, en determinados momentos, no han sabido dar a conocer y a entender cuál es la función de la Justicia. “Es nuestro deber y derecho conocer cómo funciona la Justicia” y este programa, “perfectamente consolidado”, es una de las mejores formas de hacerlo. Tolosa también ha agradecido expresamente la colaboración entusiasta de la Consejería de Ecuación y la buena disposición de los centros educativos, de su profesorado y del alumnado.

En el acto de entrega de diplomas ha participado también el presidente de la Sala de lo Social del TSJC, Rubén López-Tames, junto a la magistrado del Juzgado de lo Mercantil, María del Mar Hernández, y el magistrado de la Sala Civil y Penal del TSJC, Santiago Pérez Obregón, dos de los jueces que han dirigido la simulación de juicios en los institutos y las charlas informativas. Éste último ha recordado cómo los casos de ‘La gorra amarilla’, la ‘agresión a la profesora’ o el ‘robo en el comercio fashion’ han permitido al alumnado “pasarlo bien, aprendiendo”, la mejor fórmula para tener conocimientos.

Justicia “de verdad”

Los alumnos también han tenido voz hoy. Para ellos, según un estudiante del IES ‘Marismas’, erigido en portavoz del resto, aunque en ‘Educación para la Ciudadanía’ nos habían hablado de la diosa Justicia, pero “nunca nos habíamos encontrado con la Justicia de verdad, esa que sale en la televisión cada día, y no la Justicia peliculera de los filmes americanos”. La Justicia, al fin y al cabo, no es algo tan lejano, ha sentenciado.

Además del IES ‘Marismas’ y el Colegio ‘San Agustín’, han participado en ‘Educar en Justicia’ los IES ‘El Alisal’ de Santander, ‘Nueve Valles’ de Reocín, ‘Javier Orbe Cano’ de Los Corrales de Buelna, ‘Jesús de Monasterio’ de Potes, ‘Ría del Carmen’ de Camargo, ‘Ricardo Bernardo’ de Solares, ‘Valentín Turienzo’ de Colindres, ‘El Astillero’, y los colegios Castroverde, Kostka, Compañía de María, Atalaya y El Salvador.

Dos fases: juicio simulado y juicio real

El programa ‘Educando en Justicia’ se estructura en dos fases. En la primera, son los jueces quienes se desplazan a los centros para entrar en contacto con los alumnos. El objetivo es explicarles el significado de la Justicia, la separación de poderes, los diferentes actores jurídicos y las situaciones en las que los ciudadanos acuden al Poder Judicial. Con esas bases teóricas y un guión del Tribunal Superior, los alumnos preparan y representan un juicio simulado de menores, con la dirección de un juez real, que asume su papel. Posteriormente, el juez se somete a las preguntas del alumnado participante.

En la segunda fase son los alumnos quienes acuden a las sedes judiciales. Allí, visitan los tribunales para conocer cómo se administra Justicia, presenciando vistas de juicios reales en la Audiencia Provincial y en los Juzgados de lo Penal, de Instrucción, de lo Social y en los de Primera Instancia.