Díaz Tezanos y Puerto Gallego han renovado hoy el convenio suscrito en 2004, que garantiza la escolarización de todo el alumnado que cursa enseñanzas obligatorias

Rosa Eva Díaz Tezanos y Puerto Gallego durante la firma del convenio

A la vista de la reducción considerable de las ausencias injustificadas en los centros escolares de Santoña, conseguida gracias al convenio de colaboración entre la Consejería de Educación y el Ayuntamiento para combatir el absentismo escolar, la consejera del área, Rosa Eva Díaz Tezanos, y la alcaldesa, Puerto Gallego, han acordado hoy renovar los términos del acuerdo.


Esta reedición de convenio, suscrito por primera vez en el año 2004, garantiza la escolarización de todo el alumnado que cursa enseñanzas obligatorias. Para ello, la Consejería de Educación aporta 10.000 euros, además de los recursos humanos para el buen funcionamiento del programa de absentismo escolar, entre ellos, el profesorado de Educación Compensatoria existente en los centros escolares y la colaboración de los departamentos de orientación e inspección.

Por su parte, el Ayuntamiento de Santoña colabora con los profesionales de la Unidad Básica de Acción Social y la Policía Local, que realizará labores de vigilancia por si hubiera alumnado fuera de los centros en horario escolar y seguimiento de casos concretos de absentismo. El convenio de colaboración también contempla la concesión de ayudas al alumnado en situación de riesgo social para aquellas familias que cumplan con las obligaciones escolares.

Estrecha colaboración y coordinación

Tanto la consejera de Educación como la alcaldesa de Santoña han valorado de forma muy positiva los buenos resultados del programa de prevención del absentismo escolar. Un logro que refleja la “buena colaboración y coordinación” entre servicios municipales y docentes, sobre todo en la intervención con el alumnado absentista, aquel que asiste esporádicamente y falta, al menos, al 25% de las clases, que equivalen a 27 horas mensuales.

Plan Regional de Absentismo

El convenio rubricado hoy se enmarca dentro de las políticas preventivas que la Consejería de Educación aplica para evitar que las desventajas sociales y culturales en origen de algún alumnado se conviertan en situaciones de marginación y en un problema social. Parte de estas propuestas están recogidas en el Plan de prevención y control del absentismo y el abandono escolar en Cantabria, aprobado el año pasado. El Plan, desarrollado en colaboración con los municipios, la Fiscalía de Menores y los Servicios Sociales ha establecido un protocolo de actuación común para toda la región. Además, ejecuta acciones en tres ámbitos de actuación básicos: prevención, detección y control del absentismo, y atención socioeducativa.

Programas específicos de seguimiento también en Santander y Torrelavega

El Ayuntamiento de Santoña no es el único en el que la Consejería de Educación desarrolla programas específicos de seguimiento y control del absentismo. En Santander y Torrelavega, también funcionan, desde el año 2005, convenios de colaboración semejantes, viendo significativamente reducidos sus casos de absentismo y abandono escolar, una tónica que se mantiene en los últimos años.

En el resto de municipios, la Consejería de Educación realiza un seguimiento concreto de todos los casos detectados. El objetivo es que los menores inicien la escolarización temprana y no la abandonen, como mínimo, hasta finalizar la Educación Secundaria Obligatoria.