Se trata de una experiencia pionera en Cantabria, en la que el alumnado de cinco institutos de la región simula un pleno del Consejo de Derechos Humanos de la ONU

Díaz Tezanos acompañada por el Director General de la Fundación Marcelino Botín, Rafael Benjumea, y por la directora del Programa Educativo de la Fundación, Fátima Sánchez

La consejera de Educación, Rosa Eva Díaz Tezanos, ha asistido esta mañana a la I Conferencia Modelo de Naciones Unidas ‘Global Classroom' (‘Aulas Globales'), en la que participan un centenar de alumnos de cinco institutos de Cantabria, que simulan un pleno del Consejo de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Los estudiantes, de entre 13 y 14 años, han actuado como embajadores de los 47 países que integran el Consejo. Los alumnos pertenecen a grupos bilingües en sus respectivos institutos y se han desenvuelto en inglés, debatiendo y reflexionando sobre los problemas de las poblaciones indígenas, tema en el que llevan trabajando cinco meses con sus profesores y becarios Fulbright.

Díaz Tezanos ha participado en la ceremonia inaugural, celebrada en la Fundación Marcelino Botín, acompañada por el director general de esta institución, Rafael Benjumea, y por la directora del Programa Educativo de la Fundación, Fátima Sánchez. En el transcurso de la jornada también ha intervenido Viktor Kaisiepo, oriundo de Papua Nueva Guinea y representante de su población indígena. Kaisiepo ha pronunciado una conferencia íntegramente en inglés sobre la situación global del indigenismo y, al término, ha resuelto las inquietudes de los estudiantes.

Aprender haciendo

En su alocución, la consejera de Educación ha destacado la "intensa" colaboración con la Fundación Marcelino Botín, que se inició en el año 2003 y que plasma en iniciativas como ésta o como el Banco de Herramientas Audiovisuales, en el que participan 600 docentes y 12.000 alumnos de Cantabria. El programa ‘Global Classroom' aplica la técnica de ‘aprender haciendo', para que los participantes se familiaricen con el funcionamiento de la ONU y la situación económica, política y social de los 47 países participantes, representados hoy por el alumnado cántabro.

Efectivamente, estos alumnos han ejercitado la responsabilidad, las habilidades para investigar, y su capacidad para negociar y alcanzar consensos, "algo muy importante para resolver pacíficamente los conflictos", ha añadido la consejera, quien ha puesto de relieve que la conferencia potencie dos de las líneas de actuación prioritarias de su departamento: la educación en valores y la competencia lingüística, en esta ocasión en inglés.

Gratas coincidencias

De igual forma, la consejera de Educación ha querido resaltar la coincidencia de esta actividad educativa con el 60 aniversario del Consejo de los Derechos Humanos, parafraseando al secretario general de la ONU, Ban ki-Moon, cuando decía que le gustaría ver al mundo libre de la opresión y del miedo, un mundo en el que la gente viviera con libertad. A este hecho se añade que hoy, 20 de febrero, se celebra por primera vez el Día Mundial de la Justicia Social.

Por último, Díaz Tezanos ha expresado su deseo de que esta primera Conferencia "sirva para desarrollar un compromiso personal que contribuya a la construcción de un futuro mejor. Un mundo en el que los principios recogidos en la Carta de las Naciones Unidas, principios de paz, desarrollo, seguridad y derechos humanos, sean los que rijan la convivencia de todos los seres humanos".

Acuerdos, votación y premios

Los cinco Institutos de Educación Secundaria (IES) que participan en esta experiencia piloto en Cantabria son el ‘Villajunco' de Santander, el ‘Miguel Herrero' de Torrelavega, el ‘Valle de Camargo' de Muriedas, ‘Ría del Carmen' de Camargo y el ‘Lope de Vega' de Santa María de Cayón.

El objetivo de esta Conferencia es llegar a acuerdos globales a través del debate, que luego plasmarán por escrito y votarán para su aprobación. Al final del día, un jurado compuesto por integrantes de la Consejería de Educación, la Fundación Marcelino Botín, profesorado de los institutos participantes y becarios Fullbright concederán diplomas y menciones de honor a las delegaciones de alumnos más sobresalientes.