Desde 2004 el Gobierno de Cantabria ha invertido 11 millones de euros en equipamientos y servicios educativos, en más profesores, transporte escolar o becas de comedor

Dolores Gorostiaga y la consejera de Educación durante la inauguración del colegio Santa Catalina de Castro Urdales

La Vicepresidenta del Gobierno, Dolores Gorostiaga, ha inaugurado hoy el Colegio Público ‘Santa Catalina’ de Castro Urdiales, que ha supuesto una inversión de más de 7 millones y medio de euros, sin contar el mobiliario y equipamiento. Está dotado con una plantilla de 30 docentes para atender de forma eficaz a sus 459alumnos de Infantil y Primaria.

Ésta forma parte de una cuantía total de 11 millones de euros que el Gobierno de Cantabria ha invertido en Castro Urdiales desde el año 2004 en obras y equipamientos educativos. Además del nuevo colegio, Gorostiaga ha citado el IES Ataulfo Argenta; el edificio comedor del Riomar; la adecuación de aulas de 2 años; reparación de fachadas, cubiertas, actuaciones de impermeabilización y calefacción, así como sustitución de redes eléctricas. Además, ha señalado que está en licitación el pabellón del Colegio Arturo Dúo y se está redactando el proyecto del gimnasio del IES Zapatero Domínguez. Por otro lado, la Vicepresidenta ha señalado que se han incorporado 55 docentes en los centros del municipio, se han incrementado las rutas de transporte y, cada curso, se conceden más de 450 becas de comedor.


Todas estas inversiones son, según Dolores Gorostiaga, muestra del esfuerzo del Gobierno de Cantabria para que todos los ciudadanos de la Comunidad crezcan “libres y educados en valores” y que cuenten con “mayores prestaciones y servicios y las mismas oportunidades en toda Cantabria”.

En la inauguración, han estado presentes la consejera de Educación, Rosa Eva Díaz Tezanos; miembros de la Corporación Municipal; la directora del centro,  Dolores Álvarez; profesorado; representantes de FAPA Cantabria, del AMPA, de la empresa constructora, de sindicatos o de organizaciones sociales y culturales del municipio, entre otros.

Satisfacción y orgullo

Se trata de un nuevo Colegio que, según Gorostiaga, “nos enorgullece a todos y nos hace estar satisfechos”, como “cada vez que ponemos en marcha un centro nuevo” y sentimos que de alguna manera hemos cumplido “un nuevo objetivo”.

Este Colegio surgió, según Gorostiaga, de la necesidad de “atender al crecimiento demográfico de Castro Urdiales” y responde a “un compromiso político con la educación pública y de calidad y con los ciudadanos, que asumimos en el año 2003 cuando accedimos al Gobierno de Cantabria por primera vez”.

Este compromiso busca, según la Vicepresidenta, consolidar en Cantabria “un sistema educativo de calidad y equidad”, para lo que hemos tenido que “incrementar los recursos humanos y materiales, hemos tenido que poner en marcha en nuestra región nuevas políticas educativas”. Además, el Gobierno de Cantabria ha movilizado “más recursos” que se han traducido en “más personal docente para nuestros centros, más inversión en los centros públicos y más gastos de funcionamiento”.

Dolores Gorostiaga ha explicado que la culminación de estas obras “no ha sido una tarea fácil”, ya que es un centro “singular por su trazado y por sus características técnicas. Para ello, tanto la empresa constructora ‘Ascán’, como los profesionales de la Consejería de Educación y los propios responsables del centro han hecho “un trabajo extraordinario para obtener el resultado que hoy, ya, es un patrimonio de todo el pueblo de Castro Urdiales”.

Nuevas políticas

El nuevo colegio ‘Santa Catalina’ se levanta sobre una parcela de 10.000 metros cuadrados y ocupa una superficie construida de 6.540 metros cuadrados, distribuida en tres plantas. Su construcción, realizada por la empresa ‘Ascán’, ha supuesto para la Consejería de Educación una inversión de más de 7,7 millones de euros.

Cuenta con todos los medios para impartir una educación de calidad, acorde con las necesidades de un centro educativo del siglo XXI. El equipo docente impulsa algunas de las nuevas políticas educativas que la Consejería de Educación ha puesto en marcha para fortalecer la enseñanza pública en Cantabria.

Se trata de políticas como la escolarización temprana de los 54 alumnos/as de dos años, a los programas de actividades extraescolares gratuitas a mediodía y por la tarde, al Plan TIC de integración de las tecnologías de la información y la comunicación, o al aprovechamiento de la biblioteca escolar para la animación a la lectura.

Además, el centro participa en el ‘Portfolio’ europeo, relativo a la enseñanza de idiomas, y es un centro sostenible acogido a la ‘Agenda 21’ escolar. Para los padres y las madres, el colegio desarrolla un programa en horario escolar destinado al aprendizaje de inglés.

El colegio público ‘Santa Catalina’ está dotado de una plantilla de 35 profesionales (30 docentes), con 5 especialistas en inglés y otros en Música, Pedagogía Terapéutica, y Audición y Lenguaje. Una plantilla suficientemente amplia para atender al conjunto del alumnado de la forma más individualizada y con la mayor calidad posible.

Ellos son los usuarios de un centro escolar conformado por tres edificios y adecuadas vías de comunicación que unen a todo el conjunto.

Espacios amplios y luminosos

En la planta baja se distribuyen las 13 aulas de Educación Infantil, con patios de juegos exteriores diferenciados para los niños y niñas de 2 años y el resto del alumnado de Educación Infantil.

Las 3 aulas de dos años ocupan una superficie de casi 200 m2, y cuentan con aseos y zona para la preparación de alimentos. El resto de las aulas de Infantil ocupan 660 m2.

El comedor escolar, utilizado por un promedio de 350 alumnos, goza de una gran luminosidad al abrirse al patio mediante un frente de vidrio. El espacio destinado a Infantil ofrece un acceso sencillo, tanto en vehículo como a pie, lo cual facilita que los padres puedan acompañar a sus hijos hasta sus aulas al comenzar cada jornada.

Gimnasio y dos pistas polideportivas

Sobre este comedor se ubica el gimnasio, de gran singularidad por su frente de vidrio protegido por láminas, que se abre al paisaje del municipio y del mar.La tercera pieza o volumen se sitúa en el extremo sur del solar y alberga el grueso de las aulas de Educación Primaria.

El nuevo colegio dispone de dos pistas polideportivas y espacios cubiertos integrados con las distintas zonas de juegos y recreo, rodeados de zonas verdes con arbolado. Al sur, encontramos una zona de aparcamiento para el profesorado.

El diseño y construcción del colegio de Santa Catalina tuvo que vencer las dificultades propias de una topografía muy particular, con un profundo desnivel y escalonamiento del terreno, lográndose una relación óptima entre todos los espacios construidos y su integración en la naturaleza que los rodea.

Con la entrada en funcionamiento de este colegio, la Consejería de Educación del Gobierno de Cantabria cumple con las expectativas de escolarización de calidad del alumnado procedente del colegio ‘Siglo XX’ y de la nueva matrícula. Actualmente, son 459 los alumnos/as de Infantil y Primaria que cursan sus estudios en el colegio Santa Catalina.

Calidad, bilingüismo y educación temprana

Este centro simboliza tres de los objetivos que persigue el Gobierno regional para el sistema educativo de Cantabria. En primer lugar, una educación de calidad que busca el éxito educativo de todo el alumnado. En segundo término, este centro es, como todos los que hemos construido desde 2005, un centro bilingüe. Gracias a ello, los alumnos tienen la oportunidad de manejarse en inglés desde Infantil (5 horas a la semana), casi al mismo tiempo que lo hacen en nuestro idioma.

Por último, este Colegio incorpora un tercer elemento, básico y nuclear de la política educativa de la Consejería de Educación: la escolarización de niños y niñas de dos años, para lo cual dispone de 3 aulas. En suma, un centro moderno y accesible a todo tipo de alumnado, bien dotado de equipamientos informáticos y domóticos.