Díaz Tezanos ha dicho que el desarrollo de la Ley de Educación de Cantabria y el Espacio Europeo de Educación Superior son claves para mejorar la formación del profesorado
Acto de celebración del día del docente

Rosa Eva Díaz Tezanos ha reclamado hoy "un compromiso de toda la sociedad con la educación, que valore a nuestros docentes porque son un valor de futuro para Cantabria". La consejera de Educación, que ha presidido esta mañana los actos del Día del Docente en el Conservatorio ‘Jesús de Monasterio', se ha referido al desarrollo de la Ley de Educación de Cantabria y a la puesta en marcha del Espacio Europeo de Educación Superior en la Universidad de Cantabria, como dos factores claves para reformar la formación inicial del profesorado de la región. "Estamos trabajando, ha añadido, en atraer a los mejores hacia la profesión docente, como hacen aquellos países cuyos sistemas educativos se encuentran en vanguardia".

Al acto han asistido el presidente del Parlamento de Cantabria, Miguel Ángel Palacio, y los presidentes del Consejo Escolar de Cantabria, FAPA y CEAPA, así como representantes de la Universidad de Cantabria, UNED, directores de los centros educativos y profesorado en general, entre ellos los 150 docentes recientemente jubilados que han sido homenajeados y obsequiados por la Consejería de Educación.

La Consejería de Educación organiza desde hace cuatro cursos escolares esta celebración de reconocimiento a los 8.363 docentes que trabajan en la enseñanza no universitaria de Cantabria, que en esta ocasión se ha convocado con el lema de ‘Ser docente'. Hoy ha sido un día no lectivo para más de 80.000 alumnos.

"Deuda moral"

Como preludio a un acto en el que se ha rendido homenaje a los 150 docentes recientemente jubilados, Díaz Tezanos ha dicho que "sin profesorado de calidad no hay calidad ni equidad en la educación. Por ello, el sistema educativo debe ser capaz de atraer, formar, desarrollar y retener a los buenos, a los mejores profesionales docentes". La consejera se ha referido al desarrollo de la Ley de Educación de Cantabria para reforzar la formación inicial y permanente del profesorado y su dignificación social. Ha aludido también a la "alta deuda moral que la sociedad tiene con los docentes" y ha expresado que la profesión requiere profesionales implicados y comprometidos, que crean que es posible el éxito educativo de todo el alumnado".

Profesorado del Conservatorio de Música de Torrelavega han abierto con una actuación musical el acto programado por el Día del Docente. El profesor Ángel Llano, ganador del I Premio de Investigación sobre el Patrimonio Histórico Escolar de Cantabria por un trabajo sobre la maestra rural, ha realizado un recorrido histórico desde sus comienzos, como pioneras del trabajo docente en nuestra región a finales del siglo XVIII, hasta nuestros días. Llano se ha referido a la depuración por el franquismo de más de 600 maestras y a las penurias de este colectivo en los años 50, 60 y 70 del siglo pasado, así como a la gran labor desarrollada por Educación Compensatoria en los 80 y al paso de las escuelas unitarias a las concentraciones escolares, cambio sobrevenido más recientemente.

Santos Guerra: "Ser docente es una tarea difícil"

Por su parte, el profesor de la Universidad de Málaga, Miguel Ángel Santos Guerra, ha pronunciado la conferencia inaugural en la que se ha referido a la dificultad de ser docente hoy, puesto que "tiene que trabajar en contextos adversos, impulsando el amor al conocimiento frente a los valores del dinero o la fama. Su labor es paradójica, ha añadido, consiste en enseñar a que otros aprendan por sí mismos a pensar y a vivir".

El ponente ha vinculado la tarea docente al progreso moral de la sociedad; "consiste, ha matizado, en rescatar del contenedor de la basura palabras como dignidad, nobleza, respeto, honestidad y democracia". Y ha añadido dos características claves de su profesión, el optimismo, "porque parte del supuesto de que todo ser humano puede aprender", y la de ser inmortal, porque se perpetúa en sus alumnos.

Homenaje a los jubilados

150 docentes que alcanzaron la jubilación el último curso han recibido de manos de la Consejera de Educación y de su equipo directivo diversos obsequios, entre ellos un ejemplar del libro ‘Vidas maestras', que recoge anualmente retazos biográficos y documentales del profesorado que ha ejercido la docencia en Cantabria en los últimos 30 o 40 años.