Al tiempo, cuatro institutos de otras Comunidades realizan en Cantabria la ruta diseñada por la Consejería de Educación, coordinadora del programa educativo

Alumnos de varios institutos de Cantabria participando en la actividad `Rutas científicas'

Por tercer año consecutivo, alumnos de cuatro institutos cántabros salen de la región al tiempo que otros cuatro foráneos vienen a ella. El objetivo: desarrollar el programa educativo denominado ‘Rutas Científicas’, que les acerca a zonas de especial interés cientaífico en Comunidades Autónomas distintas a las suyas. El programa de cooperación territorial está promovido por el Ministerio de Educación, Política Social y Deporte (MEPSYD) y coordinado por la Consejería de Educación. Los participantes son alumnado de Bachillerato y Ciclos Formativos de Grado Medio, que estudian asignaturas de ciencias.


En esta ocasión, son los Institutos de Educación Secundaria (IES) ‘La Granja’ de Heras, ‘Valle de Piélagos’, ‘Valle del Saja’ de Cabezón de la Sal y ‘Villajunco’ de Santander, los que viajan a Canarias, Andalucía, Navarra y Aragón, respectivamente.

Por su parte, Cantabria recibe en dos tandas al alumnado de los IES ‘Alcarria Baja de Mondéjar’ de Guadalajara, ‘Broch i Llop de Vila Real’ de Castellón, ‘Juan Goytisolo de Carboneras’ de Almería y ‘Bajo Aragón de Alcañiz’ de Teruel.

Fortalecer los conocimientos científicos y el espíritu investigador

La principal finalidad de esta iniciativa, que la Consejería de Educación impulsa desde hace tres cursos, es mejorar los conocimientos científicos del alumnado y favorecer su espíritu investigador. Con ello, se apoyan los procesos educativos, a la par que se ofrece una herramienta de colaboración en la formación integral del alumnado.

Para conseguir estos objetivos, las expediciones visitan campos de trabajo concretos relacionados con las ciencias. Así, los participantes conocen sobre el terreno la importancia del trabajo científico y la tecnología para el desarrollo y mejora de la vida de las personas y la sociedad en general.

La ‘Ruta Científica’ cántabra

‘Recursos, tecnología y modo de vida. Una mirada a la actualidad y sus antecedentes históricos’ es el título de la ruta diseñada por Educación para los institutos que vienen a Cantabria. Su hilo conductor es el uso de la energía y los recursos, así como la obtención y utilización de diferentes fuentes de energía.

El itinerario comienza con las visitas a la Ferrería de Cades en Herrerías y la Cueva de El Soplao. La segunda jornada recala en Santander, donde se enseñan proyectos de recuperación y conservación, y se acude a la sede cántabra del Instituto Español de Oceanografía. El funcionamiento de los molinos de mareas del Ecoparque de Trasmiera y la importancia biológica de las marismas son aspectos que los estudiantes comprueban al día siguiente en Arnuero. Acto seguido, en Santoña, visitan la lonja y algunas empresas conserveras, y se les explica el proyecto de la planta de energía de las olas. La tercera jornada finaliza con la visita a Ferroatlántica, centrada en los aspectos energéticos, la tecnología, inputs-outputs y los aspectos ambientales, entre otros.

Las dos últimas jornadas de la ‘Ruta Científica’ cántabra recalan en el municipio de Bárcena de Pie de Concha, donde se visita la central hidráulica de Aguayo, la presa de Alsa y la central de Torina. El día concluye en la subestación de Puente San Miguel, observando sus redes de distribución. El análisis de la producción de elastómeros, en la fábrica Dynasol de Gajano, pone el punto y final a cinco días de observación y aprendizaje.