Destinados a mejorar la inserción laboral de los jóvenes

La Consejería de Educación subvenciona con un total de 400.000 euros a los Ayuntamientos de Cantabria que realicen programas de Cualificación Profesional Inicial dirigidos a jóvenes con riesgo de exclusión social y laboral. Estos Talleres Profesionales tienen como objetivo que los alumnos obtengan una cualificación básica de nivel 1 del Catálogo Nacional de Cualificaciones Profesionales. Además, se plantean de forma que se facilite la obtención del título de graduado en ESO y accedan, si lo desean, a los Ciclos Formativos de grado medio. La cuantía de cada ayuda no superará los 40.000 euros.

Los Programas de Cualificación Profesional Inicial (PCPI) van dirigidos a jóvenes de 16 a 21 años que no hayan obtenido el graduado en ESO, de forma que aumenten sus posibilidades de inserción laboral o puedan proseguir estudios. Todo ello a través de un curso académico con un millar de horas de formación aproximadamente. Este colectivo está formado por jóvenes sin titulación básica, inmigrantes con bajo nivel formativo y alumnos con necesidades educativas especiales.

15 días de plazo y 16 perfiles profesionales a elegir

El plazo para que las entidades locales presenten sus solicitudes es de 15 días hábiles. Los municipios de Cantabria podrán elegir entre 16 perfiles profesionales para ofertar a sus alumnos talleres en los que podrán facultarse como ayudantes técnicos en servicios administrativos, comercio, instalaciones electrotécnicas, fabricación mecánica, cocina, servicios en restauración y bar, peluquería, mantenimiento de vehículos o estética.

Los programas se desarrollarán en grupos de 8 a 15 alumnos, que cursarán durante un curso académico completo diferentes módulos obligatorios, tanto específicamente profesionales como otros de carácter general que inciden en la formación sociolingüística, científica o de orientación profesional. Dentro de este apartado se contempla una fase de prácticas en empresas. Por su parte, los módulos voluntarios están destinados a la obtención del título de graduado en ESO. La Consejería de Educación supervisa los programas a través del Servicio de Inspección.