Los centros educativos de la región afectados estos días por las inclemencias meteorológicas han recuperado la normalidad. Tan sólo continúa afectada por nieve la zona de Potes, donde no han funcionado tres rutas de transporte escolar, lo que ha impedido a 61 estudiantes acudir a las aulas.

Incidencias menores se registran, según el sondeo telefónico efectuado a primera hora de la mañana por la Consejería de Educación, en Soba y Miera, con 5 y 10 estudiantes, respectivamente, ausentes en las aulas. Además, en este último municipio, una ruta de transporte escolar está todavía inoperativa.

En el resto de centros escolares de Cantabria la actividad lectiva se ha desarrollado con normalidad.