Los centros escolares del sur de Cantabria van recuperando poco a poco la normalidad, aunque la Consejería de Educación ha estimado que todavía medio millar de alumnos no han podido acudir a clase a consecuencia del temporal.

Han persistido los problemas de acceso en Matamorosa y Soba, donde no funcionó el transporte escolar que facilita el acceso a los colegios públicos. También hubo dificultades de la misma naturaleza en Ramales, Valdeolea, Reinosa y Potes, donde algunas líneas de transporte no funcionaron. Por otra parte, el colegio ‘Nuestra Señora del Roble’, de San Pedro del Romeral, hubo de cerrar ayer a media mañana  a consecuencia de la nieve.

En Potes el instituto ‘Jesús de Monasterio’ funcionó con normalidad, no así el colegio, donde los problemas de acceso motivaron la ausencia de 81 alumnos. En Reinosa faltaron a clase 250 alumnos por problemas en el transporte escolar.