De acuerdo con los preceptos legislativos de reconocimiento de la libertad de asociación en el ámbito educativo y de facilitación por parte de la administración del asociacionismo de padres y madres y una vez reconocido por la Ley de Educación el derecho de las familias a participar en la educación de sus hijos, la Consejería de Educación considera conveniente la creación de un nuevo órgano de participación en este sentido.
Nace así la Mesa de las Familias, como un órgano colegiado cuya finalidad es el análisis, estudio, discusión, asesoramiento y valoración de cuestiones relacionadas con la educación, según aparece hoy publicado en el Boletín Oficial de Cantabria.

Entre las funciones de este nuevo órgano está la de analizar y valorar cuestiones educativas que sean objeto de estudio o discusión, para realizar los informes pertinentes. Además esta mesa realizará propuestas sobre los diferentes proyectos educativos que se sometan a consulta. Igualmente propondrá la adopción de medidas que mejoren la educación y otras que vayan surgiendo en relación con el objeto planteado en la creación de esta Mesa de las Familias.

Para el desempeño de todas estas funciones se ha establecido la siguiente composición de la Mesa: estará presidida por la consejera de Educación y la constituirán el director general de Coordinación y Política educativa, el jefe de la Unidad técnica de Renovación y Dinamización Educativa y dos miembros de cada una de las federaciones de madres, padres o representantes de alumnos, existentes en Cantabria. Como secretario de la misma actuará un funcionario de la consejería, con voz, pero sin voto.

Al mismo tiempo se prevé que puedan participar puntualmente las entidades y asociaciones representantes de las familias, que tengan entre sus fines la educación, cuando se considere oportuna su participación en relación con el tema a tratar. En la misma línea, el presidente podrá invitar a expertos para el asesoramiento de los miembros de la mesa en cuestiones concretas.