Tres estudiantes extranjeros, matriculados en Decroly,  presentaron a sus compañeros y profesores los aspectos culturales, socioeconómicos y políticos más relevantes de sus respectivos países.

Interculturalidad de la Academia Decroly

 Tres estudiantes extranjeros, matriculados en Decroly en ciclos de grado medio y superior, Haroldas Bagdisanka, Luis Miguel Barragán Zappala y Carlos Andrés Barrera Heredia presentaron a sus compañeros y profesores los aspectos culturales, socioeconómicos y políticos más relevantes de sus respectivos países.

Esta VI Jornada se celebró el pasado jueves dos de febrero en el salón de actos del centro. Forma parte de las actividades complementarias y extraescolares programadas por los equipos y departamentos didácticos a lo largo del curso 2011-2012. Dinamizada por la psicóloga y profesora Olga Umaña, coordinadora de igualdad de Decroly, con una experiencia contrastada en la gestión y organización de eventos de este tenor, los alumnos participantes mostraron su cara más humana en un acto repleto de anécdotas y curiosidades narradas por los ponentes. Abrió la jornada el director del centro, quien resaltó los valores que aportan los estudiantes extranjeros en un centro educativo plural y multicultural como Decroly.


Su objetivo prioritario se enmarca en el fortalecimiento de los valores que aporta el fenómeno social de la interculturalidad en los centros educativos –en Decroly- y en la sociedad cántabra. Además, esta actuación contribuye extraordinariamente al fomento del interés por conocer otras culturas propias del colectivo de estudiantes extranjeros, fruto de la realidad que representa la sociedad global.


Teniendo en cuenta que en Decroly conviven estudiantes de 19 nacionalidades y partiendo de  la circular de la Dirección General de Ordenación e Innovación Educativa, en cuanto a las actuaciones de carácter intercultural que deben fomentarse en los recintos educativos, el centro ha programado una serie de jornadas  de interculturalidad en las que los propios alumnos extranjeros actúan de ponentes, mostrando su país, sus costumbres más comunes, sus comidas típicas, sus paisajes, su clima, su música, etc., así como las diferencias y contrastes culturales más relevantes con respecto a España y a Cantabria.


El proyecto global para este curso escolar se desarrollará en cinco jornadas en las que estudiantes de Argentina, Perú, Ecuador, Bolivia, República Dominicana, Bulgaria, Rumanía, Moldavia, Lituania y Madagascar mostrarán a su compañeros del centro las peculiaridades y diversidad cultural más significativa, en contraste con la singularidad y características de la sociedad cántabra y española.


En esta VI Jornada informativa, primera de las programadas en el ámbito de la Interculturalidad, Haroldas Bagdisanka, de Lituania, matriculado en el ciclo formativo de grado medio (CFGM) Gestión Administrativa; y Luis Miguel Barragán Zappala y Carlos Andrés Barrera Heredia, ambos alumnos del ciclo formativo de grado superior (CFGS) Gestión Comercial y Marketing han presentado brillantemente, con pasión y vehemencia aquellos aspectos culturales y sociales, fundamentalmente, que enriquecen a sus respectivos países y de los que se sienten infinitamente orgullosos. Tanto Haroldas como Luis Miguel y Carlos Andrés complementaron sus exposiciones con la ayuda de la pizarra digital interactiva y presentaciones en PowerPoint y vídeos muy completos e interesantes.


Esta jornada, primera de un ciclo de cinco, ha sido la prueba de fuego que ha permitido comprobar el compromiso y la participación decidida de un colectivo de alumnos extranjeros que se sienten felices e integrados socialmente en Cantabria, a la vez que se mantienen fieles a sus orígenes y vanidosos de su cultura. Colombia y Lituania en Decroly, son dos países de contraste acusado entre sí y al compararlos con la cultura española. Pero, frente a la diferencia cultural que les separa existe un nexo enriquecedor que les une cual es el conjunto de valores que han interiorizado y les han permitido integrarse como ciudadanos y seres humanos. Los estudiantes españoles matriculados en Decroly se sienten orgullosos, también, de convivir en uno de los centros de mayor impacto multicultural de Cantabria.


En Decroly se ha podido comprobar que la integración de todos los alumnos que no han nacido en España, es prácticamente total. Se encuentran a gusto, se relacionan con facilidad y se han habituado, si no en su totalidad, sí a la mayoría de las costumbres españolas. Así se comprueba cada día, según manifestaron los asistentes a la jornada, una amplia representación de alumnos de: programas de cualificación profesional inicial (PCPI), pertenecientes a Fontanería y Climatización (FyC); Montaje y Mantenimiento Informático (MMI) y Servicios Auxiliares de Oficina (SAO); y ciclos formativos de grado medio (CFGM), en esta ocasión, de Sistemas Microinformáticos y Redes (SMR) y una significativa representación de profesores de todos los niveles educativos, además del Jefe de Estudios Pedro Cuesta.


Finalmente, tal y como manifiesta Olga Umaña, merece la pena destacar que ya trabajan en sus ponencias estudiantes extranjeros de otras nacionalidades, distintos de los precitados de Lituania y Colombia, para intervenir en las próximas jornadas. El objetivo, en suma, consiste en lograr que el estudiante extranjero se encuentre feliz en Decroly, compartiendo trabajo, intereses, ilusiones,… con otros de una veintena de nacionalidades, incluida la española.