Su objetivo es dotar al municipio de un centro que constituya un proyecto de "futuro" y que pueda satisfacer sus expectativas en materia educativa.

consejero robots

La Consejería de Educación, Cultura y Deporte ha atendido la solicitud del Ayuntamiento de Colindres, el AMPA del IES Valentín Turienzo y el equipo directivo del mismo, para proceder a la ampliación de este centro educativo al objeto de dotar al municipio de un proyecto de "futuro" que pueda cumplir las expectativas del mismo en materia educativa.

De este modo, el modificado contempla la construcción de un edificio de tres plantas, en lugar de dos como planteaba el edificio original, y contará con un patio cubierto. El procedimiento de modificación de este proyecto se realizará en unos tres o cuatro semanas y podría estar aprobado en "próximos días". Por lo que respecta al proceso de licitación de la obra éste tiene que esperar hasta que el Ayuntamiento realice unas obras de modificación del trazado de la red de saneamiento en la parcela, que ya cuentan con el apoyo de la Consejería de Medio Ambiente.

La inversión total en esta infraestructura es de 1.400.000 euros y el proceso de modificación ha supuesto un gasto de 150.000 euros.

Desde la Consejería de Educación se destaca el clima de "cooperación, diálogo y coordinación interinstitucional" con el que se aborda este proyecto, tanto entre el Ayuntamiento como el Gobierno de Cantabria.

Además, es preciso subrayar la labor de refuerzo educativo que se ha acometido en este centro con la implantación de un Grado Superior de Animación y Actividades Físico Deportivas, puesto en marcha esta legislatura, frente a la inactividad del Ejecutivo popular y falta de iniciativas con respecto a este centro que caracterizó la legislatura 2011-2015.

El objetivo último de la Consejería es perseguir una "educación de calidad" y velar para que los alumnos y alumnas de todos los centros de Cantabria puedan disfrutar de una oferta educativa adaptada a sus necesidades.