El consejero de Educación ha inaugurado esta mañana el XI Congreso Regional de Educación en el que más de 400 docentes debaten sobre los planes lingüísticos de centros

PLC2

Santander - 08.01.2018

 
El consejero de Educación, Francisco Fernández Mañanes, ha reafirmado el compromiso de su departamento con el plurilingüismo como instrumento de fomento de la igualdad y cohesión social, así como de paridad entre sexos.
Mañanes ha asegurado que este aspecto forma parte de las premisas básicas que fija la UNESCO con respecto a la educación y la competencia lingüística. De entre ellas, esta institución también destaca el papel de la lengua materna, como un “medio excepcional” para mejorar la calidad educativa, cohesionando las comunidades educativas, además de poner en valor los idiomas como “componente esencial de la educación intercultural” que contribuye a desarrollar el respeto a los derechos fundamentales.
Mañanes ha señalado que el plurilingüismo constituye “un elemento clave en una sociedad como la nuestra en la que sus ciudadanos gozan de una gran movilidad por motivos personales, laborales o de otro tipo”.

El consejero de Educación, Cultura y Deporte ha inaugurado esta mañana el XI Congreso Regional de Educación, que bajo el epígrafe ‘Plan lingüístico de Centro. Plurilingüísmo, lenguaje y comunicación”, pretende servir de apoyo a los centros educativos promoviendo el debate en torno a las propuestas existentes para la implementación de este tipo de planes. Más de 400 docentes de toda Cantabria se encuentran reunidos hoy y mañana en el Palacio de Festivales con el objetivo de abordar los fundamentos de aprendizaje de una lengua; promover la competencia literaria desde un enfoque plurilingüístico; utilizar las lenguas extranjeras como vehículo de transmisión de conocimientos y difundir buenas prácticas en materia de idiomas en los centros educativos.
El consejero ha asegurado que la comunicación es una de las competencias básicas que contribuyen al desarrollo personal y social y requiere de procesos emocionales e intelectuales complejos, “y de lo que es más importante la interacción con el otro”, ha apuntado.

En su opinión esta competencia ha de ser fomentada desde edades tempranas y ha de ser un trabajo común de familia y centros, por lo que ha apostado por dotar al alumnado de “herramientas útiles para ser ciudadanos que representen un activo para la sociedad en la que vivimos”.
En este sentido, ha asegurado que nuestro país se encuentra comprometido, como miembro de la Unión Europea, con el conocimiento de otras lenguas comunitarias. Ha añadido que la competencia lingüística va a permitir al alumnado y profesorado incorporarse a nuevos campos profesionales y labores, motivo por el que es preciso dotarles de “herramientas para vivir en un mundo más interconectado, más internacional, más intercultural y más multilingüe, así como abrirles las posibilidades de vivir estancias y movilidades, tanto de corta como de larga duración, que contribuyan a fomentar una sólida cultura europea y actitudes de respeto y multiculturalidad”.

Con respecto a los proyectos lingüísticos de centros ha asegurado que se estructuran en torno a la comunicación; el currículo; la biblioteca; las tecnologías; el contexto familiar; el refuerzo y el apoyo educativo y la formación permanente del profesorado, entre otros aspectos.

En su alocución el titular de Educación ha incidido en la necesidad de realizar un especial esfuerzo en las zonas rurales, que tienen poco acceso a las lenguas extranjeras, así como en las zonas urbanas deprimidas, en las que la competencia plurilingüística se convierte en un “recurso imprescindible” para la equidad social e igualdad de oportunidades.
Por último, ha resaltado el papel de las bibliotecas de los centros como “espacios de dinamización, creación y encuentro” y ha puesto en valor su contribución para desarrollar el espíritu crítico y para fomentar el uso y reflexión sobre distintos géneros discursivos, como complemento del trabajo en el aula.
Ha finalizado apelando al trabajo coordinado de la comunidad educativa para contribuir a facilitar la adquisición de los niveles de competencia lingüística requeridos hoy en día con el fin de afrontar los futuros cambios profesionales y personales del alumnado y por su contribución como elemento de cohesión social.