Un total de 50.344 alumnos de Infantil y Primaria han vuelto a las clases sin apenas registrarse incidencias en los centros

Santander - 07.09.2017

El curso escolar 2017-18 ha arrancado en Cantabria con "absoluta normalidad" y con todos los profesores en sus puestos de trabajo. El regreso a las clases de los más de 50.300 alumnos de Educación Infantil y Primaria se ha desarrollado sin apenas incidencias en una jornada en la que el desarrollo de la Vuelta Ciclista a España por algunos municipios de la región ha obligado a adelantar la salida de los escolares en algunos centros educativos.

Según datos del Servicio de Inspección Educativa, los colegios de Suances, Comillas, Alfoz de Lloredo, Treceño, Pesués y Puentenansa se han visto obligados a adelantar el horario de salida de los alumnos por indicación de la Dirección General de Tráfico (DGT).

Por otra parte, el colegio Manuel Llano de Terán ha retrasado el inicio del curso escolar al próximo lunes, día 11, por la finalización de unas obras que la Consejería de Educación se vio obligado a iniciar este verano ante el descubrimiento del deterioro de las vigas del centro que se han visto dañadas por el ataque de unas carcomas. La decisión de retrasar el inicio de las clases de este centro ya había sido acordado con la dirección del colegio con el fin de no poner en riesgo la seguridad de los alumnos y profesores.

La otra incidencia que se ha producido en la jornada de inicio de curso es la no asistencia de los alumnos del colegio Monte Corona de Udías por decisión de sus familias, que han solicitado una modificación del horario escolar. La Consejería de Educación ha mantenido y "seguirá manteniendo" múltiples reuniones con la dirección y el AMPA del colegio para llegar a un acuerdo que ponga solución al problema que plantean las progenitores.

Tras el regreso a las aulas de los alumnos de Infantil y Primaria, el próximo martes, día 12 de septiembre, será el turno de los más de 21.600 estudiantes de Secundaria. El jueves, día 14, se incorporarán los más de 7.400 estudiantes de Bachillerato y Formación Profesional. En total, más de 90.000 alumnos para un curso escolar que contará con cerca de 9.000 profesores repartidos por los centros de la región.