Ramón Ruiz explica que se consolidan los cinco bimestres con cuatro descansos de una semana, se reducen a cuatro las evaluaciones (una cualitativa y tres cuantitativas) y los profesores mantienen la jornada de seis horas en junio y septiembrentradilla de noticia

 

mesa sectorial 17

Santander - 9.6.2017

La Consejería de Educación y los sindicatos docentes han alcanzado hoy un acuerdo unánime en la Mesa Sectorial, según el cual se mantiene para el curso 2017-2018 el calendario escolar implantado este curso, con cinco bimestres y cuatro descansos de una semana. El consejero de Educación, Ramón Ruiz, ha defendido el nuevo calendario, producto de la “racionalización de los tiempos escolares para que se produzca un mayor bienestar físico y emocional de los alumnos, como ha quedado demostrado este curso y en línea con el informe del Consejo Escolar de Cantabria”.
 
El próximo curso se iniciará el 7 de septiembre en Infantil y Primaria, el 12 para la ESO y el 18 para los estudiantes de Bachillerato. Los cuatro períodos de descanso serán del 30 de octubre al 3 de noviembre, Navidad, del 22 al 27 de febrero y del 30 de abril al 4 de mayo.
Cuatro evaluaciones: una cualitativa y tres cuantitativas.
 
Otros acuerdos alcanzados se refieren al número de evaluaciones del curso, que se rebajan de cinco a cuatro, una de ellas de carácter cualitativo a realizar antes de noviembre para corregir las posibles dificultades de los alumnos, con desdobles y atención individualizada. Las tres restantes tienen un carácter cuantitativo. Se ha seguido para este acuerdo las pautas emanadas del informe del Consejo Escolar de Cantabria, en el que están representados todos los estamentos sociales.
 
El consejero de Educación ha añadido que el Servicio de Inspección de la Consejería analizará los instrumentos y procedimientos de evaluación para mejorarlos, sin olvidar que la evaluación continua es una constante en todos los centros.
 
Los docentes no reducen jornada en junio y septiembre
 
Por lo que respecta a la jornada escolar, se mantiene en junio y septiembre la jornada completa de seis horas para el profesorado y para el alumnado de ESO y Bachillerato, no así para los alumnos de Infantil y Primaria, que mantien las tres horas y media lectivas en los períodos inicial y final del curso, por razones pedagógicas.
 
Consideran los representantes de los docentes y la Administración educativa que de esta forma se facilita la adaptación de los más pequeños tras el verano y también las tareas que lleva a cabo el profesorado de programación de los contenidos en cada bimestre y de coordinación, tanto más necesarios por la elevada tasa de interinidad docente que registra Cantabria. En este sentido, el consejero ha defendido que homogeneizar posturas es bueno para llevar a cabo el proyecto educativo de cada centro. Como un factor coadyuvante, la Consejería mantiene abiertos los comedores escolares en los períodos de junio y septiembre.
 
Los sindicatos docentes valoran positivamente el acuerdo
 
Los representantes sindicales de STEC, ANPE, CC.OO. y UGT han valorado muy positivamente el acuerdo alcanzado en la Mesa Sectorial y han mostrado su satisfacción con expresiones como “se han impuesto los criterios pedagógicos (José Ramón Merino), “se mantienen los 175 días lectivos con un calendario racional y equilibrado” (Rus Trueba), “ha triunfado el diálogo, el consenso y la pedagogía” (Conchi Sánchez), así como “el sentido común” (Laura Guate).
 
Mejoras para los interinos
 
Otro de los acuerdos alcanzados se refiere a la nueva orden reguladora de la provisión de empleo docente interino, aprobada hoy por la Mesa Sectorial de Personal Docente. La nueva orden establece un sistema de provisión más flexible, otorgando más libertad a la hora de participar en las convocatorias y solicitar los puestos que más se adecuen a sus circunstancias personales, familiares y laborales.
Entre las principales novedades está que la participación será voluntaria y estará abierta a todos los integrantes de las correspondientes listas. De este modo, en la convocatoria de vacantes para el inicio del curso, prevista para julio, podrán participar todos los integrantes de las listas correspondientes a las especialidades de las plazas ofertadas.
 
Otra gran novedad es que el hecho de que los aspirantes no soliciten puestos de aceptación voluntaria en una convocatoria, no conllevará que no puedan solicitar en posteriores convocatorias plazas de este tipo.
 
El nuevo sistema trata de premiara a los aspirantes que acepten los nombramientos, frente a los que los rechazan sin causa alguna. Finalmente se destaca como medida de mejora de la calidad educativa que, para que los aspirantes de una determinada lista puedan desempeñar puestos de doble perfil docente, será necesario estar en posesión de la titulación exigida para la segunda especialidad.