Propuesta para el debate de una ley de educación para Cantabria. Éxito educativo para todo el alumnado en la sociedad del siglo XXI.

Consejería de Educaciónde Cantabria.189 pág.

La educación es un bien social indispensable en un mundo globalizado y cambiante. Un mundo en el que los cambios fluyen a velocidad vertiginosa y en el que el acceso a la información y al conocimiento significativo y relevante se manifiestan como instrumentos indispensables en la organización de las relaciones sociales, tanto cercanas como a escala planetaria.

El sistema educativo de Cantabria necesita seguir avanzado hacia los retos de futuro que nos permitan converger con aquellos sistemas educativos más avanzados y desarrollados. Para ello es necesario tener muy en cuenta, por un lado, los Objetivos Europeos expresados en la Agenda de Lisboa, así como las conclusiones y necesidades puestas de manifiesto a raíz de los distintos procesos de evaluación, nacionales e internacionales; por otro lado, se necesita tener presente el mandato que la Ley Orgánica de la Educación (LOE) establece para el conjunto del Estado.

Superados, hoy ya, importantísimos objetivos como la plena escolarización en la edad obligatoria o estando muy avanzados en la escolarización temprana, el sistema educativo de Cantabria se enfrenta a la finalidad de poder conseguir el éxito educativo para el alumnado; y este es nuestro compromiso político.

Para ello es necesaria luna educación de calidad para todo el alumnado, en la que se hagan realidad los principios de equidad, igualdad y esfuerzo compartido; una calidad educativa apoyada en la dotación necesaria de recursos humanos y materiales.

La idea de “éxito educativo para todo el alumnado”, pone a disposición de la sociedad de Cantabria un concepto que va más allá del “éxito escolar” o “éxito académico”; los incluye pero los supera. Se pretende, ante todo, que el alumnado de Cantabria supere con éxito la escolaridad y obtenga un rendimiento académico adecuado, pero el reto que nos planteamos es mucho más ambicioso, puesto que entraña:

En este sentido, mucho es el camino que se ha recorrido en los últimos años en nuestra Comunidad Autónoma a la hora de gestionar la educación como un servicio público. Este avance se ha materializado en un importante incremento del gasto en educación, que se ha traducido en más centros y mejor dotados, más profesorado (sobre todo en aquellos ámbitos relacionados con la escolarización temprana, la atención a la diversidad o la superación de las desigualdades sociales), atención más personalizada al alumnado, mejores servicios educativos o en la progresiva gratuidad de los materiales didácticos.

Todo ello con la finalidad de que Cantabria cuente con un sistema educativo situado a la vanguardia de España, es decir:

Somos conscientes de que una Ley de Educación, debe ser la ley de toda la ciudadanía; debe ser un documento que consiga alcanzar un alto grado de consenso entre la comunidad educativa. Por ello, se propone un amplio debate que permita a la sociedad manifestarse sobre qué modelo educativo es el más adecuado para Cantabria en los comienzos del siglo XXI.

La propuesta que se presenta está abierta a la participación y su vocación es servir de base para el debate y al mismo tiempo estimularlo. Animamos a los centros docentes, profesorado, familias, alumnado, administraciones, universidades, organizaciones sindicales, asociaciones y, en general, a la sociedad de Cantabria a participar de forma activa en el debate, opinando sobre el contenido del documento y formulando nuevas propuestas.