La atleta cántabra Ruth Beitia participó como invitada especial y "madrina"

 

070317 decroly graduacion

El centro concertado de Formación Profesional Decroly (Santander) celebró el 29 de junio la la ceremonia de graduación de la XXXVIII promoción de alumnos en el salón de actos del Conservatorio Jesús de Monasterio.

En esta ocasión 86 alumnos de FP Básica, Grado Medio y Grado Superior han culminado sus estudios satisfactoriamente. En consecuencia, esa nueva realidad educativa les da derecho a recibir la titulación académica y profesional correspondiente. La conducción de la ceremonia corrió a cargo de la profesora María Peña y del hasta hoy alumno de segundo curso de Administración y Finanzas Sergiu Stefanuca.

Los ahora jóvenes graduados estuvieron acompañados por familiares y amigos. Al acto académico asistió el equipo directivo de Decroly, el profesorado, una delegación del personal de administración y las dos representantes del alumnado en el Consejo Escolar del Centro: María Bescós Alcalde, estudiante de primer curso de Administración y Finanzas (AyF), y Oksana Paposhnikova, también de primer curso de Asistencia a la Dirección (ADIR).

La Consejería de Educación, Cultura y Deporte contribuyó a realzar la solemnidad del evento mediante la presencia y participación de Luisa María Carpio, directora general de Formación Profesional y Educación Permanente.

Como invitada especial, y madrina de esta XXXVIII promoción de alumnos de Decroly, participó “la mejor atleta cántabra y española de todos tiempos”, medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro en 2016 en salto de altura, hoy “leyenda” de esa disciplina deportiva, la santanderina Ruth Beitia.

“A veces los sueños se hacen realidad”, escribió en su cuenta de Twitter Ruth horas antes de lograr el mítico galardón en la última Olimpiada de Brasil 2016. Esa frase lapidaria ha sido incorporada, según afirma el director, Francisco Javier Muñiz, a la cultura corporativa de Decroly y añadida con letras de molde al ideario pedagógico de este centro.

En su discurso ante un auditorio abarrotado, Ruth tuvo palabras de felicitación a los graduados de esta XXXVIII promoción. Asimismo, les trasladó un mensaje repleto de citas relacionadas con el logro de sus sueños, buscados con pasión, esfuerzo, espíritu de superación y constancia, entre otros valores. Concluyó su intervención con palabras de aliento ante los retos y desafíos de la nueva etapa profesional que se les avecina y con un deseo explícito de que sean felices.

Sobresaliente y Matrícula de Honor

El solemne acto académico transcurrió por unos derroteros plagados de protagonismo de los jóvenes decrolianos, hoy felizmente titulados. El grueso de la ceremonia se dedicó a glosar la etapa en la que todos ellos han permanecido en Decroly, por boca de cuatro colegiales de FP Básica, Grado Medio y Grado Superior. Correspondió ese privilegio a los siguientes alumnos:

-Janira Corrales Novoa, FP Básica, graduada en Servicios Administrativos (SAD) Título Profesional Básico en Servicios Administrativos
-Bruno Lamadrid González, FP Básica, graduado en Informática de Oficina (IO), Título Profesional Básico en Informática de Oficina
-Abraham Torres Borja, FP Grado Medio, graduado en Sistemas Microinformáticos y Redes (SMR),Técnico en Sistemas Microinformáticos y Redes
-Gwendolyne Mejía Franco, FP Grado Superior, graduada en Gestión de Ventas y Espacios Comerciales (GVEC), Técnico Superior en Gestión de Ventas y Espacios Comerciales

Sus intervenciones fueron seguidas de la entrega de las pertinentes certificaciones académicas y de los premios a los alumnos destacados por su ejemplaridad y valores sociales –uno por cada ciclo formativo- cuyo diploma les fue entregado por los respectivos profesores tutores de cada grupo.

Concluido ese bloque de contenidos, Sergio Ibáñez proyecto un vídeo-recuerdo de gran impacto emocional entre los asistentes. Posteriormente, María Peña y Sergio Stefanuca llamaron al escenario a los cuatro estudiantes que han obtenido una nota media de Sobresaliente:

-Janira Corrales Novoa, FP Básica, graduada en Servicios Administrativos (SAD), 8,6 puntos.
-Leticia Briz García, graduada en Gestión Administrativa (GAD), 8,75 puntos.
-Pablo Ruiz Rivas, graduado en Asistencia a la Dirección (ADIR), 8,83 puntos.
-Elena Santervás Díaz, graduada en Guía, Información y Asistencias Turísticas (GIAT), 9,08 puntos.

A continuación subieron al escenario, también, otros cuatro alumnos que han finalizado su carrera con una calificación de Matrícula de Honor:

-Gwendolyne Mejía Franco, graduada en Gestión de Ventas y Espacios Comerciales (GVEC), 9,23 puntos.
-Gabriel Juárez Gómez, graduado en Sistemas Microinformáticos y Redes (SMR), 9,30 puntos.
-Bruno Lamadrid González, graduado en Informática de Oficina (IO), 9,50 puntos.
-Ana Isabel Muñoz Carriedo, graduada en Administración y Finanzas (AyF), 9,62 puntos.

Unos y otros, los evaluados con Sobresaliente y con Matrícula de Honor, recibieron el diploma acreditativo correspondiente, al alimón, de manos de Francisco Javier Muñiz Bárcena, Ruth Beitia y Luisa María Carpio.

"Empezad a subir, peldaño a peldaño, hasta que lleguéis a la cima"

Clausuró el acto el director de Decroly con un discurso en el que repasó los felices momentos vividos y compartidos durante sus dos años de permanencia en el Centro. Invitó a reflexionar, también, sobre el futuro inmediato que se avecina, en un entorno caracterizado por cambios que se producen a velocidad de crucero. Se vislumbra, auguró, un escenario socioeconómico totalmente nuevo, poco previsible, en un contexto repleto de incertidumbre.

Concluyó Muñiz su alocución con un alegato resaltando alguno de los retos y desafíos a los que deberán hacer frente los jóvenes hoy graduados, como son: el impacto de la globalización, la eclosión de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC), la liberalización de los mercados, la revolución digital, la movilidad internacional de las personas y su repercusión en la eficiencia productiva, la inevitable deslocalización de las empresas y la irrupción de la denominada cuarta revolución industrial, entre otros. Por todas esas realidades, señaló, “si queréis triunfar, tener éxito personal y profesional, no permanezcáis pasivos mirando la escalera, sino más bien, por el contrario, empezad a subir, peldaño a peldaño, hasta que lleguéis a la cima”.

Para finalizar, los titulados, el equipo directivo, profesores, personal de administración, las dos representantes del alumnado en el Consejo Escolar del Centro, la directora general de FP y EP y la “madrina” de esta XXXVIII promoción posaron juntos para una foto de familia en el escenario del singular e incomparable marco del salón de actos del Conservatorio Jesús de Monasterio.

Acceso a la web del Centro en el directorio de Educantabria