Esta actividad se engloba dentro del Proyecto Huerto Escolar Ecológico, incluido en el Plan de Sostenibilidad del Colegio

aperitivo purisima

Los alumnos del Colegio Purísima Concepción de Santander (www.colegiopurisimaconcepcion.es) han celebrado el Día Mundial del Medio Ambiente con un “aperitivo ecológico” donde los protagonistas han sido los alimentos de su Huerto Escolar Ecológico, proyecto que se engloba dentro del Plan de Sostenibilidad del centro. Desde Infantil hasta el cuarto curso de Secundaria, se reunieron en el patio del colegio para degustar una ensalada hecha con las verduras del huerto. El objetivo de la celebración de este Día ha sido fomentar una alimentación saludable entre los más jóvenes además de establecer lazos con el entorno.

Tomates, lechugas, guisantes, zanahorias y fresas fueron algunos de los ingredientes de las sanas ensaladas que prepararon los alumnos del Programa de Mejora del Aprendizaje y del Rendimiento (PMAR) y del Aula de Pedagogía Terapéutica, los mayores responsables del cultivo en el huerto. Recogieron todas las verduras maduras, las limpiaron en las instalaciones del comedor y prepararon grandes bandejas de ensalada para todos los alumnos.

En el patio, prepararon una mesa para servir el aperitivo a sus compañeros, pero antes leyeron un manifiesto para concienciar a los alumnos de la importancia de respetar y cuidar el medio ambiente y su salud. También se recordaron otros proyectos que se desarrollan en el centro educativo para fomentar la sostenibilidad.

El reciclaje de basuras en todo el centro, la organización de “patrullas verdes”, la implantación del “tentempié saludable”, la promoción del deporte y el recién instaurado Proyecto 'Biciclando' dan fe del compromiso del colegio Purísima Concepción con la lucha por salvar el planeta. El director del centro educativo, Carlos Rodríguez, ha afirmado que, desde la escuela, “hay que concienciar a los alumnos de la importancia de cuidar el entorno y fomentar hábitos saludables”.

El huerto, ubicado en una zona estratégica del colegio, recibe el cuidado de los alumnos durante todo el año, desde la siembra hasta su recogida. Durante todo el proceso, supervisan el crecimiento de las plantas, las mantienen alejadas de plagas sin pesticidas tóxicos y las riegan de forma adecuada. Para ello, trabajan el huerto mediante el uso de técnicas que no generen ningún impacto ambiental, potenciando la fertilidad natural de los suelos, respetando los ciclos naturales de los cultivos y no incorporando a los alimentos sustancias perjudiciales para la salud.

Todo el proceso es atendido por la atención y el cariño del alumnado, que, como es ya tradición, se encarga de hacer la recogida en junio, momento de cosechar lo que con tanto esfuerzo han mimado durante meses.

Con el huerto, se otorga a los alumnos múltiples experiencias acerca de su entorno, entendiendo las relaciones y dependencias con él. También les permite practicar actitudes y hábitos de cuidado y responsabilidad con el medio ambiente. De hecho, con este acto, se ha puesto de relieve la importancia de la salud y el medio ambiente en la lucha por la sostenibilidad.

Acceso a la página web del centro en el directorio de Educantabria